Uxmal

Uxmal

Querido amigo,

       Hoy hemos salido muy temprano del hotel para iniciar una nueva expedición. En esta ocasión hemos viajado 90 kilómetros al sur de Mérida para visitar uno de los sitios arqueológicos más espectaculares de Yucatán; nuestro destino ha sido la ciudad de Uxmal, a la cual suelen denominar también como "La ciudad de las fachadas", debido a la riqueza arquitectónica y artística de las construcciones que aquí se encuentran.

       Ubicada en el municipio de Santa Elena, se puede llegar a ella por una excelente carretera en la cual hemos encontrado poco tráfico y, también, muchos otros sitios arqueológicos de menor tamaño. Hicimos escala en algunos de ellos, para conocerles y poder planear en el futuro alguna otra incursión para evaluar su importancia en el desarrollo de la cultura maya.

        Uxmal es considerada una ciudad del periodo clásico y se ubica en la llamada zona Puuc, de la cual es la más representativa. Su estilo arquitectónico se caracteriza por tener muros bajos y lisos, sobre los cuales se abren frisos muy elaborados y de una bellísima ornamentación a base de columnillas que representan las cañas con las cuales se construían las típicas viviendas mayas. Otro componente de la riqueza representativa son las figuras trapezoidales simulando los tejados de paja de las casas mayas, y uno más es el diseño de la representación de serpientes enlazadas y en muchas ocasiones bicéfalas. Los abundantes mascarones que representan al dios Chaac, el señor de la lluvia, caracterizado por su gran nariz que representan los rayos de las tormentas y las serpientes emplumadas con sus fauces abiertas saliendo de seres humanos, notan la influencia nahua y el seguimiento que se da al culto de Quetzalcóatl y Tláloc lo que demuestra la integración con las bases originales de la tradición Puuc.

        Quienes diseñaron y construyeron está ciudad tomaron en cuenta los pequeños desniveles del terreno y les sacaron provecho. Esto permitió que las edificaciones ganaran altura y adquirir volúmenes importantes, lo que contribuyó no sólo a elaborar grandes obras, sino a que la imagen de la ciudad vista desde otros puntos luciera magnifica e imponente, sin que la densidad de la selva vecina logra obstaculizar la visibilidad.

      La etimología del nombre actual proviene de la palabra Oxmal, lo que significa "Tres veces edificada", aunque existe la posibilidad de que provenga de la palabra "Uchmal", cuyo significado es "Lo que está por venir, lo futuro"; así es que para el pueblo maya existe una coincidencia en la tradición que dice que es una ciudad invisible, construida en una noche por la asombrosa magia del rey enano.