Almada confía en que ofensiva sudamericana de Pachuca logre remontar al Atlas

Almada confía en que ofensiva sudamericana de Pachuca logre remontar al Atlas
Foto: EFE

A-AA+

PACHUCA (EFE).- El uruguayo Guillermo Almada, entrenador de los Tuzos del Pachuca, confía en que la ofensiva de su equipo encabezada por figuras sudamericanas como el colombiano Avilés Hurtado, logre remontar este domingo la final del torneo Clausura 2022 del fútbol mexicano ante el campeón Atlas.

En el partido de ida de la serie el pasado jueves, los monarcas vencieron por 2-0 a los Tuzos, resultado que pone a los Rojinegros cerca de convertirse en el tercer equipo bicampeón en los torneos cortos de México que se que instauraron en 1996.

Almada pretende que el ataque del Pachuca, el mejor en la fase regular del torneo con 30 goles, despierte para darle la vuelta a la final que se definirá en el duelo de vuelta en el estadio Hidalgo, casa del conjunto del uruguayo.

En el encuentro de ida en el estadio Jalisco, hogar Rojinegro, el guardameta colombiano Camilo Vargas evitó con tres atajadas claves la caída del marco del Atlas.

Vargas detuvo un par de tiros de Kevin Álvarez y un cabezazo de Víctor Guzmán, además el argentino Nicolás Ibáñez, el segundo máximo anotador de la fase regular del Clausura, estrelló un remate en el travesaño.

Afinar la puntería y encontrar la fórmula para vencer a Vargas serán las claves para que Almada consiga su primer título de Liga en México y el Pachuca su séptimo que lo empate con los Pumas UNAM y los Tigres UANL como los sextos equipos máximos ganadores de la Liga MX.

Almada tiene que recuperar el mejor talento de sus figuras sudamericanas, en las que además de Hurtado e Ibáñez están el ecuatoriano Romario Ibarra y el portero argentino Oscar Ustari.

Sin embargo el Atlas del entrenador argentino Diego Cocca también cuenta con figuras como el colombiano Julián Quiñones, anotador de uno de los goles en la final, el argentino Julio Furch y Vargas, uno de los futbolistas más destacados del equipo desde 2019.

El Atlas, que en el Clausura fue por segundo torneo consecutivo la mejor defensa del torneo, busca empatar a los Pumas y al León como los bicampeones en los torneos cortos.

Además, aspira a obtener el tercer título de su historia, después de que en diciembre rompiera una sequía de 70 años sin ganar un título de Liga.