Djokovic no claudica y ambiciona más títulos

Djokovic no claudica y ambiciona más títulos

NUEVA YORK.- Comprensiblemente, Novak Djokovic estaba desanimado. Se le escapaba la posibilidad de hacer algo que ningún otro hombre había logrado en más de medio siglo, un empeño que le agotó física y emocionalmente.

Fue lo que el número 1 del mundo reconoció después al vérsele llorar durante el último cambio de lado en la derrota por 6-4, 6-4, 6-4 ante Daniil Medvedev en la final del Abierto de Estados Unidos.

Para lo que no está dispuesto el serbio de 34 años, después de quedarse agonizantemente cerca — a un triunfo — en su intento de ganar su cuarto torneo de Grand Slam en una misma temporada es no dar pelea a largo plazo.

Hay un grupo de talentos que viene tocando la puerta para convertirse en los mejores del tenis, pero él seguirá.

Djokovic había hablado antes de darlo todo ante Medvedev, tratando la final del domingo "como si fuera el último duelo de su carrera". Y sí, Djokovic estuvo deslucido y fue superado. No fue la mejor combinación para Djokovic: Tuvo un mal día; Medvedev — el número 2 del ránking — tuvo uno grandioso. Entonces si, Djokovic consideró todo esto decepcionante.

Por supuesto, es natural. Jugar tan bien y dar tanto por tanto tiempo bajo un intenso reflector y la presión de afuera y adentro es desgastante. Ningún otro hombre había ganado los tres primeros majors del año y mucho menos los cuatro, desde Rod Laver en 1969.

"Era una carga demasiada pasada", admitió Djokovic.

Se llevó 27 de 28 triunfos por el póker de títulos en 2021.

Simplemente no pudo lograr el 28mo.

"Una parte de mi está sumamente triste", dijo el serbio. "Es difícil de aceptar, la derrota, considerando todo lo que estaba en juego".