España, Escocia y Holanda se comprometen a recibir espectadores en la Euro

España, Escocia y Holanda se comprometen a recibir espectadores en la Euro

 

España, Escocia y Holanda se comprometieron a permitir espectadores en las gradas para los partidos de Eurocopa que escenificarán en junio.

Los tres países son los más recientes que le garantizan a la UEFA la presencia de público en su campeonato de selecciones. Dublín ha quedado como una de las 12 ciudades que más dudas más despierta sobre el ingreso de aficionados durante la pandemia, exponiéndose a ser marginada del torneo.

Las autoridades del ayuntamiento de Bilbao notificaron el miércoles a la UEFA que el estadio San Mamés podrá ocupar hasta un 25% de su aforo para 53.000 aficionados.

Una cifra similar podrá acudir a los partidos en Amsterdam. La federación holandesa dijo que las autoridades permitirán que al menos 12.000 espectadores con un resultado negativo de COVID-19 a la mano ingresen a la Arena Johan Cruyff.

Y el gobierno de Escocia determinó el miércoles que un máximo de 12.000 personas podrán acudir a los cuatro partidos en Glasgow, con el Hampden Park al 25% de su capacidad.

Bilbao, Glasgow y Amsterdam serán sede de tres partidos en la fase de grupos y otro más en los octavos de final. Las autoridades holandesas advirtieron que si la situación del coronavirus se deteriora, la presencia de aficionados en el estadio de Amsterdam tendrá que replantearse.

"Nos entusiasma poder recibir a 12.000 espectadores a la Arena Johan Cruyff, pero sabemos que el coronavirus es impredecible y no hay garantías", dijo Gijs de Jong, el responsable de la organización del torneo en Amsterdam.

La aplazada Eurocopa arrancará el 11 de junio en Roma. Italia anunció el martes que para esa fecha los aficionados podrán regresar a los estadios.

Los hinchas llevan un año sin permiso para ingresar a los estadios italianos, salvo un breve periodo al inicio de la actual temporada cuando se permitió la presencia de un máximo de 1.000 espectadores.

La ciudad de Múnich fue un poco más reticente en el comunicado que difundió el martes. Dijo que es "concebible y deseable la presencia de aficionados en el estadio" para sus cuatro partidos, incluyendo un duelo de cuartos de final.

No se ha descartado eliminar a ciudades sedes en caso que no puedan garantizar la presencia de público en junio. Irlanda aún no ha brindado ese aval para los cuatro partidos que se jugarán en Dublín.

La ciudad con más partidos es Londres, con siete encuentros en Wembley, incluyendo las semifinales y la final. Las autoridades confían que el estadio con 90.000 asientos pueda estar a lleno completo para la recta final del torneo.

Rusia confirmó que el estadio de San Petersburgo, con aforo de 65.000, podrá estar a la mitad de su capacidad para cuatro partidos. Dinamarca y Rumania también tienen previsto permitir el ingreso reducido de aficionados en Copenhague y Bucarest, respectivamente.

Budapest en Hungría y Bakú en Azerbaiyán son las otras sedes del torneo que debió disputarse el año pasado.