Hungría exige explicaciones por el cese de un entrenador húngaro en Alemania

Hungría exige explicaciones por el cese de un entrenador húngaro en Alemania
Zsolt Petry fue despedido debido a comentarios considerados homófobos y xenófobos / Foto: AP

BUDAPEST (EFE).- El Gobierno ultranacionalista de Hungría exigió hoy explicaciones a la embajada de Alemania en Budapest sobre la reciente destitución de un entrenador húngaro del Hertha BSC de Berlín por unas declaraciones que el club considera homófobas y xenófobas. 

Zsolt Petry, encargado de los porteros del Hertha, había criticado en una entrevista concedida a un diario húngaro, cercano al gobierno, al portero del RB Leipzig, el también húngaro Peter Gulácsi, por respaldar el matrimonio homosexual.  

"No entiendo cómo puede apoyar a homosexuales, transvestidos y gente con esas identidades sexuales", dijo el técnico y exportado profesional, de ahora 54 años de edad. 

Además, expresó su malestar sobre una Europa que en su opinión "moralmente ha caído muy bajo" y donde "te acusan de racista si no te parece bien que la inmigración haya traído a Europa tantos horribles criminales." 

Ante estas declaraciones, la directiva del club capitalino alemán decidió cesar a Petry, quien en medio del revuelo causado, lamentó esas declaraciones y dijo no ser ni homófobo ni racista. 

No obstante, el ministerio de Exteriores húngaro citó hoy al encargado de negocios de la embajada alemana en Budapest para pedir explicaciones. 

En su página de Facebook el ministro de Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, instó a varios responsables de la Comisión Europea, como a la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, o el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, a defender a Petry, "despedido por expresar su opinión". 

"¿Dónde están? ¿Cuándo van a protestar? ¿Cuándo van a iniciar un expediente y bajo qué artículo?", se pregunta de forma irónica el ministro ultranacionalista húngaro. 

Hace referencia a los recientes expedientes a los que ha sometido la Comisión Europea a Hungría por supuestas violaciones de los valores democráticos y del estado de derecho.  

Por su parte, el viceministro Exteriores húngaro, Levente Magyar, señaló que Hungría está "consternada" porque en Alemania alguien "pueda sufrir represalias por expresar sus ideas dentro del marco legal". 

"Es inaceptable la limitación de la libertad de expresión", dijo Magyar en un comunicado hoy y agregó que tanto Alemania como Hungría "tienen experiencias históricas del absoluto terror de opinión", en referencia al nazismo y comunismo.