Jornada de redención para Estados Unidos

Los nadadores consiguen 3 medallas de oro más en el mundial de natación

Jornada de redención para Estados Unidos

A-AA+

BUDAPEST.- En una noche de redención para los nadadores estadounidenses, Lilly King, Ryan Murphy y el equipo masculino de relevos estilo libre 4x200 obtuvieron el jueves tres medallas de oro más para Estados Unidos en el campeonato mundial de natación.

King se reivindicó tras quedar fuera del podio en los 100 metros pecho al ganar la final de 200 metros en el mismo estilo por primera vez.

"Cada vez que tengo un mal nado, siento tener muchos detractores por ahí. Y el simple hecho de poder demostrar que están equivocados me estimula", dijo King.

La joven de 25 años terminó con fuerza con un tiempo de 2:22.41 y venció a la australiana Jenna Strauch por 63 centésimas. Kate Douglass se llevó el bronce para Estados Unidos.

King ganó previamente medallas de oro en los 50 y 100 metros estilo pecho en los mundiales de 2017 y 2019.

"Es realmente agradable poder completar el conjunto y supongo que ahora soy una nadadora decente", bromeó King sobre sus 10 medallas — nueve de ellas de oro — en campeonatos mundiales. Solo Caeleb Dressel (15) se ha colgado más preseas desde 2017.

Murphy consiguió el segundo oro de la noche para los estadounidenses en los 200 metros espalda masculinos, marcando un tiempo de 1:54,52 para vencer al británico Luke Greenbank por 64 centésimas y a su compañero de equipo estadounidense Shaine Casas por 83 centésimas.

A los 26 años, Murphy es otro relativo veterano en el equipo estadounidense. Fue su primer oro en una prueba individual en mundiales, agregándolo a sus cuatro preseas doradas en relevos.

"Recuerdo que en 2014 yo era el más joven del equipo y contaba con algunas personas realmente buenas que nos dirigían en ese entonces. Y es genial pensar que ahora estoy en condiciones de ser el mentor de los jóvenes", indicó Murphy. "Tenemos un legado increíble en el equipo nacional. Es genial tratar de devolver eso".

En los relevos, los estadounidenses tuvieron que compensar en el estilo libre 4x200 masculino después de quedarse sin medallas por primera vez en esa carrera en los Juegos Olímpicos del año pasado.

Los australianos se adjudicaron los otros dos oros en disputa en la Arena Duna de Budapest el jueves.

El australiano Zac Stubblety-Cook, poseedor del récord mundial, ganó los 200 metros estilo pecho masculinos en un tiempo de 2:07.07 —1.31 segundos por delante del japonés Yu Hanaguruma y el sueco Erik Persson, quienes empataron en el segundo lugar.