Liverpool exhibe feroz ataque y está a un palmo del título

Liverpool exhibe feroz ataque y está a un palmo del título

LIVERPOOL.- Liverpool está a un palmo de cortar la sequía de títulos que lo aqueja en la liga desde hace 30 años, luego de apabullar el miércoles 4-0 al Crystal Palace, en una exhibición del poder de ataque que ha sido su sello a lo largo de una campaña dominante.

El conjunto dirigido por Jürgen Klopp podría asegurar el cetro de la Liga Premier este jueves sin jugar, en caso de que el Manchester City no consiga una victoria ante el Chelsea. En su siguiente compromiso, los Reds se medirán al propio City, campeón defensor y ubicado en el segundo peldaño.

Esa pulseada está prevista para el próximo jueves.

Trent Alexander-Arnold marcó mediante un tiro libe combado para poner en marcha la goleada ante el Palace. Mohamed Salah se deslizó para enviar el esférico a las redes y conseguir la segunda diana, antes del descanso.

El brasileño Fabinho fue autor de la tercera anotación, con un potente disparo de larga distancia a los 55, y Sadio Mané culminó un contragolpe a los 69, para que Liverpool consiguiera su 16ta victoria en el mismo número de partidos como local en esta campaña.

La victoria colocó a los Reds con una delantera impresionante de 23 puntos respecto del City, cuando restan siete fechas de una temporada que concluirá sin que los fanáticos en el graderío puedan festejar el campeonato que se le había negado al Liverpool desde 1990.

Anfield recibió su primer partido de fútbol desde el 11 de marzo, cuando Liverpool cayó en la Liga de Campeones frente al Atlético Madrid. En aquella misma fecha, la Organización Mundial de la Salud declaró que el coronavirus era una pandemia, y algunos expertos opinaron que las concentraciones masivas debían haberse prohibido ya en Inglaterra.

Ciento cinco días después, el estadio permaneció en silencio durante la visita del Palace. Las butacas se cubrieron con mantas que mostraban imágenes y frases alusivas al Liverpool, en vez de lucir repletas de hinchas que corearan el himno del club, "You´ll Never Walk Alone".

Un grande del club figuró entre 300 personas que sí pudieron ingresar en el estadio. Se trata de Kenny Dalglish, el técnico que ganó el título de liga en 1990, tres años antes de que ésta se rebautizara como Liga Premier.

Desde entonces, el equipo ha conquistado dos títulos de la Liga de Campeones —incluido el del año pasado—, pero no el premio mayor en el fútbol inglés.

Lo que fue un récord nacional de 18 títulos ha sido eclipsado por los 20 del Manchester United.