Muere Nacho Trelles, icono del futbol mexicano

Muere Nacho Trelles, icono del futbol mexicano
Foto: Mexsport

CIUDAD DE MÉXICO.- El legendario entrenador Ignacio "Nacho" Trelles, quien dirigió a la Selección Mexicana en tres Mundiales y dos Juegos Olímpicos falleció este miércoles en la capital a los 103 años como consecuencia de un infarto.

El equipo Cruz Azul, con el que Trelles ganó un par de títulos de liga, confirmó la noticia y se solidarizó con los familiares del estratega nacido el 31 de julio de 1916.

"Don Nacho", como lo conocieron en el medio del futbol mexicano, no fue un gran futbolista, sin embargo trascendió como uno de los estrategas más ganadores de México, que implantó un récord de siete títulos de liga, dos con Cruz Azul, Toluca y Zacatepec y uno con el Marte.

Inició su carrera como jugador en el Necaxa, después pasó al América, se fue a probar suerte al futbol de Estados Unidos, a Chicago, reforzó a un Monterrey y finalmente jugó en el Atlante, donde lo fracturaron en el primer partido de la tibia y el peroné.

Alguien le dijo que comenzara a estudiar para ser técnico. Inició en tierras cañeras, en el Zacatepec de la Segunda división, al cual ascendió, se fue al Marte y lo hizo campeón, regresó al Zacatepec donde obtuvo dos títulos lo que lo catapultaron, junto con el directivo Guillermo Cañedo, al América. Con las Águilas sólo obtuvo un subcampeonato. Se fue a Toluca y, dos veces más, fue campeón.

Llegó a Cruz Azul. Ahí obtuvo dos campeonatos más, en el 80 fue el último, pero no dejó de dirigir hasta el 91, cuando lo hacía con el Puebla. También dirigió al Atlante y a la Universidad de Guadalajara.

Conocido por frases ingeniosas como "lo quiero para que meta goles, no para que se case con mi hija", al referirse a un jugador parrandero o "lo único que cuenta es el resultado", Trelles es recordado como un entrenador de personalidad y carácter, uno de los dos capaz de ganar títulos de liga con cuatro equipos diferentes.

Además de dirigir 1,081 partidos en el futbol local, marcó una época como entrenador de la selección, al dirigir al "tri" en los Mundiales de Suecia 1958, Chile 62, en los que México logró su primer triunfo de la historia, 3-1 sobre Checoslovaquia, e Inglaterra 66.

Dirigió a la selección mexicana en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 y México 1968 en los que alcanzó las semifinales y a nivel de clubes conquistó en un par de ocasiones la Copa de Campeones de Concacaf, con el Toluca.

En homenaje a su gran paso por el futbol de México la Lotería Nacional imprimió un billete con la imagen del estratega a mediados del año pasado.

Con información de EFE y El Universal