Real Madrid y Barcelona plantean alternativa a plan de la Liga

Real Madrid y Barcelona plantean alternativa a plan de la Liga

Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao presentaron un esquema alternativo al plan de fondo de inversión de la Liga de España, anunciaron los tres clubes el viernes.

En agosto, los tres equipos rechazaron el plan de financiación propuesto por la Liga con la firma de inversiones en capital privado CVC, el cual de acuerdo con la Liga abonaría 2.700 millones de euros (3.200 millones de dólares) al fútbol español.

Los detractores reiteraron su postura en una carta dirigida al resto de los clubes de la Liga, y señalaron que el plan original presenta "términos igualmente ruinosos para el fútbol español y, además, no exento de graves irregularidades (tanto en la forma como en el fondo)".

"Es obvio que la Liga puede —y debe— realizar las contrataciones que resulten necesarias para maximizar su potencial de crecimiento", destacaron los clubes en su carta, "Pero lo debe hacer con sus propios medios, sin renunciar a su independencia, sin perder la plena propiedad de su negocio y sin que los clubes hipotequen su futuro económico".

Los tres equipos plantearon en su lugar un plan de financiación alternativa para "acceder al mismo capital ofrecido por CVC asumiendo costes y plazos infinitamente mejores". Añadieron que su plan "permitiría ahorrar a los clubes españoles 12.200 millones de euros, siendo una propuesta 15 veces más económica que, además, solo incluye compromisos por 25 años, y no por 50".

La carta, publicada por los tres equipos, no especifica la fuente de la inversión propuesta, pero la Liga confirmó reportes de los medios de que el esquema alternativo ofrece un plan financiado por JP Morgan, Bank of America y bancos HSBC.

Sin embargo, la Liga puso en duda tanto la participación de los bancos como las cifras ofrecidas por los tres equipos, indicando que "la operación presentada en esta carta se basa en propuesta improvisada elaborada sin el rigor mínimo exigible".

"La operación planteada, según la carta, es una financiación colectiva a través de un crédito que presenta una importante ausencia de detalles imprescindibles para entender la viabilidad de la misma", subrayó la Liga en un comunicado. "Solo en una primera lectura de la oferta de financiación sorprende que la misma es de imposible cumplimiento para la mayoría de los clubes participantes en la competición, incluido el FC Barcelona".

Un total de 38 de los 42 clubes de las divisiones primera y segunda del fútbol español votaron a favor del acuerdo con CVC conocido como "La Liga Impulso".

Real Madrid y Barcelona también fueron impulsores de la Superliga, un alternativa a la Liga de Campeones que la Liga de España y otras han criticado.