Selección mexicana camina a Catar con la tarea de consolidar nueva identidad

Selección mexicana camina a Catar con la tarea de consolidar nueva identidad
Foto: EFE

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- La selección mexicana de futbol tendrá dos tareas en su camino al Mundial Catar 2022,  lograr la clasificación al torneo y consolidar su nueva identidad de marca y con el escudo presentado esta semana en el Estadio Azteca.

A poco menos de un año de la Copa del Mundo, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) apostó por un diseño ideado con la marca que viste al equipo nacional, Adidas, que tiene presente la historia y el futuro, de la mano del eslogan "Hecho de los Mexicanos".

El nuevo escudo, que tiene como principal elemento al águila posada sobre un balón con las alas extendidas, destaca el color verde de la bandera mexicana, y abajo aparece la leyenda de México.

La FMF decidió revolucionar el logotipo en un momento clave para las estrategias de mercadotecnia ya que cada año mundialista la selección mexicana registra sus mayores ventas de playeras, al superar el millón de compras según datos de distintas publicaciones.

"Estamos a un año del Mundial y esto es una nueva forma de dar un golpe no solo mediático sino comercial. La FMF factura siempre más dinero el cuatro año del ciclo mundialista, consigue más del 50 por ciento de sus ingresos", explicó a Efe Iván Pérez, periodista de Forbes especializado en la industria del deporte mexicano.

Para Pérez, la FMF no sólo piensa en las ventas de la camiseta que presentará para Catar 2022 sino que su mira también está puesta en la Copa del Mundo 2026 que organizarán México, Canadá y Estados Unidos.

El mercado de la selección mexicana no sólo se encuentra en México sino en Estados Unidos, en donde se calcula que hay más de 35 millones de personas de origen  mexicano.

La FMF tiene presente a su mercado estadounidense, al que visitan con partidos amistosos de forma recurrente en el año, y este cambio en el escudo fue también pensado en ellos.

"Será el primer concepto que una a los dos mercados, el mexicano y el estadounidense. La FMF no trabajaba así, monetiza bastante con los mexicanos de segundas o terceras generaciones, pero no había algo que los uniera", añadió Pérez, fundador de El Míster, una plataforma de contenidos que realiza investigación de negocios deportivos.

Los directivos mexicanos ahora avanzarán al proceso de consolidación del nuevo escudo al persuadir a los aficionados renuentes al cambio, que en redes sociales han demostrado su disgusto.

Javier Salinas, director de márketing de la FMF de 2010 a 2012, reconoció que siempre que se renueva algún logotipo de marca hay un rechazo inicial.

Salinas, presidente de la Liga Mexicana de Béisbol entre 2017 y 2019, fue parte del anterior cambio al escudo de la selección mexicana en 2011 con la modificación de la postura del águila que pasó de mirar hacia abajo a hacerlo al horizonte.

"Si queremos ver algo bueno por lo menos intentan hacer algo diferente, cambiar, pero no le preguntaron al aficionado si necesitaba un nuevo logo. Ahora deberán remar contra la corriente porque el otro escudo les ayudó a lograr una identificación básica con aficionados y no aficionados. Este se parece más al de Alemania o Nigeria, les costará posicionarlo", dijo a Efe.

El exdirector de mercadotecnia y comercialización de la Liga del fútbol mexicano consideró que la selección mexicana pierde identidad y que a los aficionados "duros", en su mayoría arriba de 30 años, serán los que tardarán más en acostumbrarse a la nueva imagen.

Javier Salinas expresó que el momento ideal para hacer una renovación como ésta era después del Mundial de 2022 para tener cuatro años para trabajar en el posicionamiento.

Además, el catedrático opinó que tampoco le favorece a la FMF que el conjunto mexicano no atraviese por un buen momento deportivo, ya que se encuentra en la tercera posición de la clasificación de las eliminatorias mundialistas y perdió las finales de la Copa Oro y Liga de Naciones ante Estados Unidos.

"Conozco los estudios de mercado y no creo que algún aficionado haya dicho que el logo anterior no lo representaba. Adidas tuvo mucho qué ver en el cambio por la nueva playera para el Mundial. No era momento de cambiar, sino de mejorar el otro, modernizarlo. No puedes ceder ante presiones comerciales", lamentó.