60 años de choques a propósito (VIDEO)

Se pueden requerir hasta 15,000 simulaciones de impacto realistas y alrededor de 150 pruebas de choque de vehículos para sacar al mercado un Mercedes-Benz nuevo al completo. La firma tiene una larga trayectoria en desarrollos de seguridad.

Desde hace 60 años, Mercedes-Benz realiza pruebas de impacto de los vehículos que diseña y fabrica. El 10 de septiembre de 1959 hizo estrellar un auto de prueba contra un obstáculo sólido. Esto marcó el comienzo de una nueva era en la investigación de seguridad. 

A partir de entonces, las pruebas han permitido desarrollar parámetros de seguridad en autos y maniquíes para estudiar más de cerca el comportamiento de vehículos y ocupantes en accidentes automovilísticos 

En la actualidad, el Centro de Tecnología para la Seguridad del Vehículo (TFS) en Sindelfingen, Alemania, lleva a cabo alrededor de 900 pruebas de choque más alrededor de 1700 "pruebas de trineo" cada año. Se monta una "mula de prueba" (carrocería o conjunto de prueba) en el trineo de prueba y se somete a las fuerzas que surgen durante un choque real del vehículo.

Hasta la fecha, se han probado más de 14,000 autos. Mercedes-Benz también realiza pruebas exhaustivas de choque de furgonetas y vehículos comerciales pesados.

"Como pionero de la seguridad, Mercedes-Benz ha hecho una contribución decisiva al establecimiento mundial de pruebas de choque en la industria automotriz", dice Markus Schäfer, miembro del Consejo de Administración de Daimler AG, responsable de Group Research y Mercedes-Benz Cars. Desarrollo. 

"Siguen siendo indispensables incluso en la era de las simulaciones por computadora y garantizan el alto nivel de protección que nuestros vehículos brindan a sus ocupantes y otros usuarios de la carretera", explica. 

ACCIDENTES DE DISEÑO

Mercedes-Benz elabora todas las series de posibilidades para los escenarios de accidentes reales. En las pruebas de choque, esto significa que se tienen en cuenta alrededor de 40 accidentes diferentes. 

Mercedes-Benz realiza más pruebas de choque que las requeridas por ley o para clasificaciones. Por eso no es raro que sus unidades obtengan el máximo posible de calificación del Euro NCAP (programa europeo de evaluación de automotores): cinco estrellas.

En comparación con la evaluación de un automóvil dañado en un accidente real, el principal beneficio de una prueba de choque radica en la capacidad de recopilar datos durante la colisión. Para este fin, los vehículos están equipados con una serie de sensores y cámaras de alta velocidad. Varios tipos de maniquíes equipados con equipos de medición están disponibles para proporcionar datos reproducibles sobre las fuerzas a las que el cuerpo humano estaría sujeto en un accidente automovilístico real.

Los métodos de simulación de última generación de la compañía respaldan el proceso de desarrollo en este contexto. Se pueden requerir hasta 15,000 simulaciones de choque realistas y alrededor de 150 pruebas de choque de vehículos para preparar un vehículo completamente nuevo para las operaciones del cliente. 

De los resultados de las pruebas se generan nuevos desarrollos de seguridad. Los Mercedes-Benz fueron los primeros vehículos de producción en el mundo en tener una carrocería de seguridad con un compartimento rígido para pasajeros y zonas de deformación en la parte delantera y trasera

REALIDADES TECNOLÓGICAS

Mercedes-Benz está trabajando junto con el Instituto Fraunhofer para la dinámica de alta velocidad, el Instituto Ernst Mach (EMI), en el choque dinámico de rayos X. En el futuro, este proceso de imagen permitirá a los expertos en choques ver el proceso de deformación de los componentes también desde el interior y analizarlo. Los datos del choque de rayos X se fusionan con modelos de simulación basados en computadora para crear simulaciones 3D altamente dinámicas. Las imágenes de rayos X de alta velocidad también permitirían mejorar aún más la calidad de simulación ya alta.

Al mismo tiempo, Mercedes-Benz también está acelerando la digitalización en el área de pruebas de choque: la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR)  permiten que los preparativos del choque sean aún más eficientes. Las aplicaciones potenciales de las tecnologías digitales incluyen la creación de un catálogo de puntos de medición para medir los vehículos en un espacio virtual y conectar hasta 150 puntos de medición en el automóvil con la ayuda de gafas de datos AR.

En noviembre de 2016, Mercedes-Benz abrió el Centro de Tecnología para la Seguridad del Vehículo (TFS), uno de los centros de pruebas de choque más modernos del mundo. Su concepto de pista de choque flexible crea las condiciones para configuraciones de prueba completamente nuevas: colisiones de vehículo a vehículo (Car2Car) desde todos los ángulos, la evaluación de PRE-SAFE ® , conducción automatizada maniobras con un choque posterior, pruebas de choque con camiones.