Automotrices identifican nuevos retos después de la pandemia

Automotrices identifican nuevos retos después de la pandemia
Además de los nuevos protocolos sanitarios que deben implementar en las plantas, las automotrices mexicanas enfrentan varios retos en los próximos meses como la recuperación económica y la entrada en operación del T-MEC.
En el foro "El futuro de la industria automotriz en México en tiempos de Covid-19 y T-MEC", los directores generales de Daimler, Navistar, Fiat Chrysler, KIA y Ford hablaron sobre los principales retos que enfrentará el sector en los próximos meses.
Horacio Chávez, director de KIA Motors México, dijo que en el corto plazo, el mayor reto es garantizar la salud del personal y que los proveedores mantengan los protocolos de limpieza para garantizar la operación de las plantas.
"Somos la segunda armadora con más destinos de exportación y con muchos proveedores fuera de México.
"Tenemos una visión muy clara de las restricciones sanitarias con los clientes y proveedores en diferentes tiempos para mantener el negocio a cualquier costo, sin ser un riesgo potencial, para poder fabricar todos los días", explicó.
Flavio Rivera, presidente y director general de Daimler, coincidió en que es un reto asegurar la salud de los trabajadores desde que toman el autobús hacia la planta, como operar, regresar a casa y compartir con sus familias cómo protegerse, "sin perder la competitividad que ha distinguido a la empresa".
Además de los protocolos sanitarios, la pandemia de Covid-19 afectó la confianza del consumidor, por lo que es crucial la recuperación económica.
"Esta pandemia ha cambiado la manera de hacer negocios y cómo interactuamos entre todos. Afectó a las grandes economías, incluyendo México.
"Necesitamos que regrese la confianza del consumidor y para eso se requiere innovación para conocer las demandas de los consumidores, para acercarnos de una manera más segura, ya que el mundo no será el mismo después de esta pandemia", dijo Bruno Cattori, presidente de Fiat Chrysler México.
Las automotrices consideran que las ventas en línea serán muy importantes en los próximos meses aunque, por regulación, aún se exige la firma del contrato y varios papeles a mano.
Para Daimler, será un reto regresar al mercado de vehículos comerciales, pues si bien todas las mercancías se mueven por camión, habrá que cambiar el modelo logístico porque con el aumento del comercio electrónico se requieren más vehículos para entrega a domicilio.
T-MEC
Sobre la entrada en operación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), las automotrices están a la espera de que se publiquen las reglamentaciones que hacen falta para que puedan saber bajo qué reglas están operando. Incluso, están pidiendo que la entrada del tratado se retrase hasta el 1 de julio.
"Estamos muy optimistas como industria porque las autopartes pueden tomar mayor participación.
"Hay cosas que pueden incrementar las economías de escala y la competitividad. En materias primas hay oportunidad de crecer la producción, sobretodo en plásticos y resinas, y en el desarrollo de herramentales", expuso Héctor Pérez, presidente y CEO de Ford de México.
En general, las armadoras consideran que el T-MEC permitirá fabricar y comprar más componentes de manera local para cumplir con la nueva regla de origen.