Conoce cómo saber si tu auto necesita llantas nuevas

Conoce cómo saber si tu auto necesita llantas nuevas
Sin llantas, simplemente sería imposible que un auto funcione. Aun teniendo todas las piezas en orden, faltando los neumáticos no podría avanzar siquiera un metro. Sin embargo, son una de los elementos a los que generalmente se les presta menos atención pues, a menos que presenten un daño notorio, se da por hecho que son resistentes a todo.
Por esta razón es importante revisarlas periódicamente para tener la oportunidad de cambiarlas antes de que provoquen algún daño derivado al desgaste. En "Autopistas" de EL UNIVERSAL les decimos cuáles son las señales que debes considerar para renovar las llantas de tu vehículo.
Revisa la "banda de rodamiento"
El portal de mantenimiento de la automotriz Ford indica que la banda o sección de las llantas que toca el asfalto es conocida como "banda de rodamiento". Esta, gracias a su textura y apariencia, puede dar señales de que el desgaste está llegando a su punto máximo.
Más allá de la inspección visual que puedas realizar, existe un truco para corroborar el nivel de desgaste y solo necesitarás la ayuda de una moneda de un peso. Simplemente debes colocar la moneda en uno de los espacios o indicadores de la banda y, si la altura no la cubre completamente, significa que es momento de cambiar el neumático. Es importante que realices la prueba con esta moneda específicamente, ya que las de mayor o menor denominación son de tamaños distintos por lo que no sería tan acertado.
Ubica el indicador de desgaste
La mayoría de neumáticos tienen un símbolo grabado en una sección que sirve para indicar el estado en el que se encuentran. La marca Bridgestone aclara que la mayoría de veces se identifica con las siglas TWI al costado de las llantas; aunque de tratarse de las que ellos comercializan localizarás en su lugar un triángulo.
Esta figura señala el nivel en el que la llamada "banda de rodamiento" se encuentra, por lo que si apenas es perceptible o comienza a difuminarse es señal de que es necesario reemplazarlas por una llanta nueva.
Conoce la fecha de caducidad
Si bien el desgaste depende mucho del tipo de uso que se le dé al auto y, por ende, es lo que mayormente determina el momento de cambiar las llantas, la fecha de fabricación es también un factor determinante para esto.
No existe un tiempo de vida exacto, pues diversos factores como la marca, tipo de vehículo y cuidados influyen en la vida útil que tengan, sin embargo, la fecha establecida sí puede funcionar como sistema de medida para prever qué tanto más de funcionamiento les quedan. Puedes ubicar el año de fabricación como una cifra de cuatro dígitos en forma de relieve, y de esta forma hacer cálculo de cuándo deberás realizar la renovación. Los expertos de Continental señalan que los neumáticos montados duran alrededor de cinco años y, advierten que, después de 10 años, es indispensable reemplazarlos, aun cuando se vean en buen estado.
Cerciórate de que no tengan "chipotes"
Quizá una de las maneras más rápidas de conocer el estado en el que los neumáticos se encuentran es realizando una inspección visual para corroborar que no tengan chipotes o burbujas provocados por baches o caminos inestables.
Si notas que existe un daño superficial considerable lo más seguro es que internamente también hayan sufrido desperfectos, por lo que es recomendable observar este estado por lo menos una vez a la semana, lo que también contribuirá a evitar accidentes y daños de mayor magnitud, menciona Ford.
Realiza la prueba del profundímetro
Hay una herramienta llamada profundímetro diseñada para medir el desgaste de las llantas mediante un procedimiento especializado que solo un experto puede realizar correctamente. Te recomendamos acudir a tu servicio o mecánico de confianza y pedirle que, con ayuda de este artefacto, mida la presión de las ruedas. Además, de acuerdo con la tienda de accesorios mecánicos Tire Rack, esta prueba puede detectar patrones de desgaste irregular que no son perceptibles a primera vista, dando así tiempo de corregir la falla o de ser necesario, sustituir el neumático.
Algunas recomendaciones extra para alargar la vida de tus neumáticos son manejar a las velocidades indicadas para el tipo de vehículo y caminos, realizar inspecciones periódicas y prestar atención al comportamiento del desgaste.