Las versiones chinas del "Vocho" y la Hummer

Las versiones chinas del Vocho y la Hummer
Fotos: Especiales

Probablemente reconoces el mítico auto conocido en México como "Vocho", se trata del modelo Volkswagen Sedán y en China fabricaron su copia llamada "Punk Cat" de la marca ORA, perteneciente al grupo Great Wall Motors, la cual no tiene ninguna relación con la marca alemana, por lo que se considera un clon. Lo mismo sucede con la Dongfeng Warrior M50, la versión china de la famosa Hummer. A continuación te invitamos a conocer las características de estos vehículos.


El vocho chino
Este automóvil eléctrico lleva el nombre de "Punk Cat" debido a que fue el más votado en una encuesta online de la propia marca, en donde compitió con otras opciones como "Big Orange Cat" y "Elf Cat".
El modelo es muy similar al de Volkswagen, imita su cofre, techo y laterales, así como sus salpicaderas o defensas cromadas. Uno de los elementos que sí es idéntico al original es el tradicional volante, donde el único cambio es el logo.
Pero también tiene importantes diferencias en comparación con el Vocho, por ejemplo, su carrocería de cuatro puertas, sus rines y su ventana posterior. Además, cuenta con una gran pantalla de sistema multimedia, salidas redondas de aire acondicionado y asientos de cuero. Todo su interior está elaborado en un elegante diseño tricolor blanco y verde con pequeños fragmentos rojos. Su exterior en tonos metálicos lo hacen lucir un estilo retro y a la vez futurista.
De acuerdo con ORA, el vehículo fue pensado para brindar una sensación de nostalgia y revivir los momentos de juventud.
Aunque, esta marca no es conocida de este lado del continente, en China tiene un gran reconocimiento.


Versión China de la Hummer
No solamente el famoso "Vocho" tiene su copia en el país asiático, también la Hummer cuenta con su versión.
Este modelo existe en el país asiático desde el año 2002. Sin embargo, anteriormente, solo era para uso exclusivo de militares que compraban sus partes a General Motors, por lo que, en realidad, se trataba solo de un auto convencional de la marca.
Sin embargo, posteriormente, la empresa Dongfeng decidió crear su propio modelo, nombrado "Dongfeng Warrior M50" que podía ser utilizado por cualquier persona.
Según la marca china no se trata como tal de una copia de la estadounidense, sino de una inspiración, ya que cambian elementos de la carrocería, equipamiento y suspensión.
Cuenta con 2 puertas, grandes neumáticos off-road y pequeños faros delanteros. Alcanza los 120 kilómetros por hora, tiene una potencia de 203 caballos y puede sumergirse a 1.3 metros en el agua a temperaturas de menos 41 centígrados sin afectar el motor. Su altura libre al suelo es de 41 centímetros, por lo que es un vehículo todoterreno.
En su interior, el automóvil cuenta con una combinación de colores, tales como negro, gris y beige. Además tiene una pantalla táctil de 8 pulgadas, en la cual se puede controlar el sistema de infoentretenimiento, aire acondicionado automático, así como vidrios eléctricos y asientos de cuero.
La parte lateral y trasera es lo que la hace parecer una Hummer original, la parte delantera tiene variaciones, sin embargo, las proporciones son muy similares.
Esta camioneta lleva varios años en el mercado chino y los precios rondan desde los 103 mil dólares.
China es un país reconocido por fabricar copias de infinidad de productos en el mercado, y la industria automotriz no es la excepción. De hecho, este rubro ha experimentado un enorme crecimiento durante los últimos años pues permite a las personas acceder a diseños de reconocidas marcas a precios menores, es por eso que las demandas por propiedad intelectual son muy comunes, a pesar de eso las empresas del país asiático continúan haciéndolo.