Vende menos coches y gana menos dinero, pero todos quieren ser Tesla

Vende menos coches y gana menos dinero, pero todos quieren ser Tesla

Washington, 30 oct (EFE).- A pesar de que vende muchos menos coches que sus rivales y no empezó a generar beneficios hasta el año pasado, todos quieren parecerse a Tesla y copiar su éxito, especialmente ahora que la compañía ha alcanzado el billón de dólares de capitalización bursátil.

El 20 de octubre, Tesla reportó sus resultados financieros de los nueve primeros meses de 2021 y dijo que sus beneficios netos durante los tres trimestres iniciales del año habían ascendido a 3.198 millones de dólares, la cifra más elevada de su historia.

Durante esos meses, el fabricante de automóviles eléctricos produjo un total de 624.582 vehículos, lo que supone una media de 2.296 coches al día.

Pocos días después de publicar sus resultados, Hertz, una de las principales empresas de alquiler de vehículos de Estados Unidos, anunció un acuerdo por el que comprará 100.000 coches de Tesla de aquí a finales de 2022.

Tan pronto como la noticia se hizo pública, el valor de las acciones de Tesla se disparó, superó los 1.000 dólares y catapultó la capitalización bursátil de la empresa dirigida por Elon Musk al billón de dólares por primera vez en su historia.

De paso, la subida del valor de las acciones de Tesla también provocó que Musk se convirtiera en el hombre más rico del mundo.

MUSK, EL MÁS RICO DEL MUNDO

Forbes estima que la fortuna del empresario, que posee el 23 % de los títulos del fabricante, se sitúa ahora en algo más de 270.000 millones de dólares, tras ganar en pocas horas 41.700 millones gracias a la subida de las acciones de Tesla.

Una semana después de que Tesla anunciara sus resultados financieros, los dos principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos hicieron lo propio. General Motors (GM) dijo que en los nueve primero meses de 2021 sus beneficios netos se situaron en 8.278 millones de dólares, 2,5 veces más que los de Tesla.

Por su parte, los beneficios del Grupo Ford ascendieron a 5.637 millones de dólares, 1,7 veces más que Tesla.

Pero desde que GM, que este año ya lleva producidos solo en Estados Unidos 1,77 millones de vehículos, anunció sus resultados, el precio de sus acciones no ha hecho más que caer. El 27 de octubre abrieron a 57,28 dólares por título y el viernes cerraron a 54,43 dólares.

En el caso de Ford, que en 2020 produjo en Estados Unidos 1,7 millones de automóviles, las acciones sí han subido desde el 27 de octubre, pero han pasado de 15,95 a 17,08 dólares.

El viernes, el precio de una acción de Tesla fue de 1.114 dólares, lo que significa que son necesarios 65,5 títulos de Ford o 20,6 de GM para poder comprar una acción del fabricante de vehículos eléctricos fundado en 2003 por Martin Eberhard y Marc Tarpenning y que no produjo su primer coche hasta 2009.

La capitalización bursátil de 1,1 billones de dólares y sus ventas anuales en 2020 de alrededor de 500.000 vehículos suponen que los mercados valoran cada uno de esos coches de Tesla en 2 millones de dólares.

Tras Tesla, los siguientes fabricantes de automóviles por capitalización bursátil son el Grupo Toyota, con un valor de unos 284.110 millones de dólares, y el Grupo Volskwagen, con 121.000 millones de euros, alrededor de 139.804 millones de dólares. 

EL ÉXITO DE TESLA

Y cada una de estas compañías vendió en 2020 unos 10 millones de vehículos, lo que se traduce en que los mercados valoran cada uno de sus coches en unos 28.400 para Toyota y 13.980 dólares para VW, precios que se acercan más a la realidad de esos productos.

Desde hace años, los analistas del sector del automóvil se rascan las cabezas intentando entender primero la resiliencia de la compañía y ahora su éxito. En 2008, durante la crisis financiera, la compañía estuvo a punto de desaparecer hasta que en 2009, Tesla pudo conseguir un préstamo a bajo interés de las autoridades federales.

Y en 2019, Tesla, que hasta un año antes no consiguió producir vehículos de forma estable, volvió a sufrir problemas financieros que hicieron cuestionar su supervivencia.

Con estos antecedentes y cifras, la pregunta sigue siendo cómo es posible que la capitalización bursátil de Tesla sea igual a la combinación de los nueve principales fabricantes de automóviles del mundo.

LA IMPORTANCIA DE MUSK

Quizás la mejor respuesta a esa pregunta es la que dio hace unos días el humorista e icono de la televisión estadounidense Jay Leno.

Para Leno, que además es un coleccionista de automóviles y cuenta con un garaje compuesto por más de 180 coches y 160 motocicletas valorados en unos 100 millones de dólares, la razón de que Tesla valga 1,1 billones de dólares es la figura de Musk.

En la cadena de televisión CNBC, Leno comparó a Musk con nombres como Henry Ford y Thomas Edison y señaló que es su capacidad de visión e innovación lo que hace que millones de personas confíen a ciegas en su palabra. Seguidores que se autodenominan "teslarati" o "teslarites".