VW le dice adiós a la transmisión manual

Para 2030, la producción de su gama será automática al completo; mayor eficiencia y la electrificación, los motivos

VW le dice adiós a la transmisión manual

Los taxistas han sido tradicionalmente los grandes detractores al cambio automático en los automóviles. Les precedía la mala fama porque incrementaban el consumo de gasolina, no eran muy refinados y las descomposturas eran mucho más caras.

En Estados Unidos el auto no se entiende sin cambio automático, con una visión de mayor comodidad. Sin embargo, en la última década el automático se extendió a escala sin dudas ya de los conductores, incluso en camionetas pick up y utilitarios, en buenba medida por las mejoras técnicas, la rapidez de respuesta y la saguridad. 

La transmisión automática avanza en tres opciones: el cambio automático con convertidor de par(el de toda la vida);  la de variador continuo (con marchas infinitas o CVT) y las cajas de doble clutch (transmisiones manuales automatizadas donde no hay pedal de embrague). La llegada de estas últimas prácticamente ha desterrado a los más desagradables y ásperos cambios manuales robotizados de primera generación.

La consultora global del mundo automotriz  Jato Dynamics, cifra que en Alemania de los modelos a la venta, solo un tercio es manual. Y en Europa, más exigente con la prueba de manejo, se abrió la licencia para quien se demuestre capaz de conducir un modelo sin pedal de clutch. 

Con los coches eléctrico, las transmisiones automáticas se convertirán prácticamente en la única opción. Y en algunas marcas como VW, incluso antes de 2035, que es cuando la UE (y la ONU) quieren que se dejen de fabricar automóviles con motor de combustión.

Según la publicación Auto Motor und Sport, el nuevo VW Tiguan que se ponga a la venta en 2023 ya no tendrá ninguna versión con pedal de embrague. Pasará otro tanto con el Passatque se estrene ese mismo año y la idea es que vaya fluyendo aguas abajo y aguas arriba hasta que, en 2030, toda la gama sea 100% automática. Esto ya ocurre en las marcas de gran lujo, ni siquiera en las premium alemanas como Mercedes, BMW o Audi.

Además, VW quiere que el 70% de sus ventas en 2030 corresponda a modelos a pilas. Entre la electrificación de vehículos y que la electrónica superó hace tiempo las deficiencias de la opción, la transmisión automática reinará sola en unos años.