Amnistía denuncia el maltrato sistemático de la policía croata a los refugiados

Amnistía denuncia el maltrato sistemático de la policía croata a los refugiados
Foto: AP

La ONG de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) condenó hoy la violencia y el maltrato "sistemático" de la policía fronteriza de Croacia, país miembro de la Unión Europea (UE), contra refugiados y migrantes.

AI recalca que un informe publicado este viernes por el Comité para la Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa, confirma las denuncias de diferentes grupos civiles sobre constantes abusos en las zonas fronterizas croatas en los últimos cuatro años.

Según AI, existen testimonios de miles de personas sobre los malos tratos de la policía de Croacia contra quienes pretenden entrar en el país y solicitar asilo.

"Este informe tan esperado confirma sus historias y numerosas informaciones sobre devoluciones en caliente y abusos generalizados que el gobierno croata ya no puede negar", declaró Massimo Moratti, director de Investigación de AI en Europa.

El CPT ha registrado numerosas denuncias de maltratos físicos de migrantes, que fueron pateados, golpeados con porras, palos, armas, despojados de sus pertenencias y obligados a caminar kilómetros sin ropa interior y descalzos hasta la frontera con Bosnia.

"La violencia y el abuso documentados aquí apuntan a una práctica sistemática y deliberada diseñada para castigar a quienes intentan cruzar la frontera", agregó Moratti. El CPT denunció también obstrucciones durante su trabajo en Croacia como a la hora de acceso a la documentación.

El informe del CPT fue aprobado hace un año, después de una visita a Croacia, pero su publicación se ha retrasado debido a la falta de consentimiento para ello de las autoridades croatas, que rechazan las acusaciones.

El Ministerio del Interior croata aseguró hoy que el informe es unilateral y fundamentado en informaciones no verificables de Bosnia.

Según el CPT, en Croacia no se han investigado de forma imparcial las denuncias contra la policía ni se han establecido mecanismos para identificar a los autores de los malos tratos.

"Eso ha permitido que la violencia continúe sin control e impune", dijo Moratti.

AI denunció que la Comisión Europea, que ayuda financieramente a Croacia en la gestión de la migración, no ha presionado para investigar la veracidad de las denuncias.

"Esto plantea serias cuestiones sobre la potencial complicidad de la UE en las violaciones de los derechos humanos que se documentan regularmente en las fronteras croatas", criticó Moratti.