Cronología del origen y evolución de la Mara Salvatrucha

Cronología del origen y evolución de la Mara Salvatrucha

En un juicio histórico en El Salvador, unos 17 cabecillas de la Mara Salvatrucha (MS13) y otros 400 pandilleros miembros de esta estructura del crimen transnacional han comenzado a ser procesados por los delitos de homicidio, tráfico de armas y pertenecer a organizaciones terroristas.

El proceso está a cargo de un juzgado especializado de San Salvador y casi un centenar de abogados se han acreditado como defensores de los pandilleros en la vista pública que se estima podría finalizar en noviembre debido a la gran cantidad de testigos y expedientes.

Algunos de los pandilleros comparecen en persona y otros mediante videoconferencias desde las cárceles donde están recluidos.

La MS13 surgió entre inmigrantes en los años 80 en Los Ángeles para proteger a los salvadoreños que habían llegado a Estados Unidos huyendo por la guerra civil y hoy es una temible organización criminal que ha extendido sus tentáculos por todo Centroamérica, México, Estados Unidos y algunos países europeos.

El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo, registró al cerrar 2018 un total de 3.340 personas asesinadas, lo que supone un promedio de 50,3 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, el equivalente a 9,2 por día.

En El Salvador, las maras o pandillas están integradas por más de 65.000 jóvenes y adultos, en su mayoría miembros de la MS13. Se encuentran en barrios y comunidades populosas y según las autoridades están involucradas en el narcotráfico, la extorsión y el crimen organizado.

A continuación una cronología sobre los momentos clave de su origen y evolución:

--1992: Tras la firma de los Acuerdos de Paz, que puso fin a 12 años de guerra en El Salvador el 16 de enero, Estados Unidos comienza la deportación de salvadoreños que residían en ese país y habían sido condenados por diferentes delitos. Al regresar, muchos se unieron a grupos de jóvenes rebeldes y se organizaron hasta convertirse en sus cabecillas.

Los gobiernos en turno no les prestan suficiente atención; algunos dicen que sólo se trata de "jóvenes rebeldes" haciendo desórdenes callejeros. Los operativos policiales se enfocan más en combatir la delincuencia común, mientras las maras o pandillas crecen.

--23 de julio de 2003: Inicia la "guerra contra las pandillas" MS13 y Barrio 18, cuando el presidente Francisco Flores (1999-2004) implementa el llamado Plan Mano Dura, que durante un año consiste en el despliegue de amplios y publicitados operativos policiales para realizar capturas masivas de pandilleros.

--30 de agosto de 2004: El presidente Tony Saca (2004-2009) lanzó el Plan Súper Mano Dura, que pone énfasis en la persecución penal de ambos grupos.

-- 9 de marzo de 2012: Tras las elecciones municipales y legislativas, con respaldo del gobierno de Mauricio Funes (2009-2014), los cabecillas de la MS13 y Barrio 18 hacen un pacto para disminuir las muertes por violencia. En esta época se registran al menos 14 diarias.

Para facilitar el acuerdo y mejorar la comunicación entre los líderes y sus estructuras en las calles, las autoridades los sacan del penal de máxima seguridad de Zacatraz y los envían a otras cárceles de mediana seguridad en las que --se dice-- gozaron de facilidades para seguir operando.

Los homicidios se reducen hasta a cinco por día, pero las cifras despuntan cuando la tregua se rompe en 2013 tras la remoción del ministro de Justicia y Seguridad Publica por orden de la Corte Suprema y las nuevas autoridades retiran beneficios a los pandilleros presos.

--11 de octubre de 2012: La Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluye a la Mara Salvatrucha en su lista de organizaciones criminales internacionales.

Es la primera vez que ese país otorga la denominación a una pandilla extendida por otros países de Centroamérica y varios estados de Estados Unidos.

--1 de junio de 2014: El excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén asume el poder en El Salvador (2014-2019) y las pandillas incrementan las acciones de violencia para presionar una negociación, pero el gobierno cierra toda posibilidad de tregua.

--24 agosto de 2015: La Corte Suprema salvadoreña concluye que la MS y la Barrio 18 son grupos terroristas para que los tribunales puedan imponer a los pandilleros penas severas de hasta 60 años de cárcel.

--Abril de 2016: Luego de una matanza de 11 trabajadores que estremeció al país y las autoridades atribuyeron a las pandillas, el gobierno decreta estado de emergencia en siete cárceles y aísla a los cabecillas de estos grupos.

--27 de julio de 2017: El presidente Donald Trump se compromete a "destruir" a la MS13 --porque es "particularmente violenta"-- y otras organizaciones similares.

--15 de febrero de 2018: La "Operación Cuscatlán" se convierte en uno de los golpes más importantes que las autoridades asestan a las finanzas de la MS13.

Más de 1.500 policías de las fuerzas especiales, acompañados de fiscales del Ministerio Público, intervienen negocios como locales de carros usados, restaurantes, bares, salas de belleza, cervecerías, viviendas particulares, lujosos ranchos de playa y hasta una empresa del transporte colectivo que funcionaban con dinero de la pandilla MS13.

En el operativo las autoridades incautan 27.000 dólares en efectivo, 194.000 dólares en cuentas bancarias, 63 vehículos y 14 inmuebles.

--20 de junio 2019: A pocos días de asumir el poder, el presidente Nayib Bukele (2019-2024) ordena el despliegue de la policía y del ejército s en las zonas comerciales del centro histórico de la capital y otros municipios del interior afectados por la presencia y extorsión de las pandillas. Al ser juramentado había un promedio de 9,2 homicidios diarios; un mes después se registró la menor cantidad de homicidios desde los acuerdos de paz de 1992: 4,2 muertes violentas al día

--7 de octubre de 2019: En un juicio histórico en El Salvador, unos 17 cabecillas de la MS13 y otros 400 pandilleros de esta estructura son procesados por homicidios, tráfico de armas y pertenecer a organizaciones terroristas.