El Supremo de EE.UU. amplía el derecho a portar armas en el país

El Supremo de EE.UU. amplía el derecho a portar armas en el país

A-AA+

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el jueves una ley de Nueva York que restringía la portación de armas en público, en un fallo importante a favor de los derechos sobre la posesión de armas.

Se espera que la decisión con votación 6-3 de los jueces al final permita que más personas tengan permiso legal de portar armas en las calles de las ciudades más grandes del país, incluidas Nueva York, Los Ángeles y Boston, y en otros lugares. Alrededor de una cuarta parte de la población del país vive en estados que podrían verse afectados por el fallo, la primera decisión importante sobre armas del tribunal superior en más de una década.

El fallo se produce mientras el Congreso trabaja en leyes sobre armas de fuego luego de los recientes tiroteos masivos en Texas, Nueva York y California.

El juez Clarence Thomas, escribiendo en nombre de la mayoría, dijo que la Constitución protege "el derecho de un individuo a portar un arma de fuego para defensa propia fuera del hogar".

En su decisión, los jueces anularon una ley de Nueva York que exige que las personas demuestren la necesidad particular de portar un arma para obtener una licencia para portarla en público. Los jueces dijeron que el requisito violaba el derecho de la Segunda Enmienda constitucional a "tener y portar armas".

California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island tienen leyes similares que probablemente serán apeladas como resultado del fallo. La administración del presidente Joe Biden había instado a los jueces a defender la ley de Nueva York.

Los partidarios de la ley de Nueva York argumentan que anularla conduciría en última instancia a más armas en las calles y mayores tasas de delitos violentos. La decisión llega en un momento en que la violencia con armas de fuego —que de por sí aumentó durante la pandemia de coronavirus— se ha incrementado nuevamente.

La Corte Suprema emitió por última vez una decisión importante sobre armas en 2010. En esa decisión y en un fallo de 2008, los jueces establecieron el derecho nacional a tener un arma en casa para defensa propia. El caso para el tribunal esta vez fue sobre el permiso de llevar un arma estando fuera de casa.