La campaña de Joe Biden intensificará sus esfuerzos por ganar el voto latino

La campaña de Joe Biden intensificará sus esfuerzos por ganar el voto latino

Washington, EEUU (EFE).- La campaña presidencial del demócrata Joe Biden intensificará sus esfuerzos por atraer el voto de los latinos enfatizando las diferencias entre su candidato y el presidente Donald Trump, y apuntando a los intereses de las diferentes comunidades hispanas, dijo este viernes el presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez. 

Un millón de latinos cumplen este año 18 años y podrán sumarse a los cerca de 32 millones de hispanos habilitados para sufragar en la elección presidencial del 3 de noviembre. 

Aunque en el pasado sólo la mitad de los latinos que podían votar finalmente lo hicieron, su presencia en algunos estados puede resultar decisiva a la hora de contar votos en el Colegio Electoral. 

"El contraste entre Trump y Biden no podría ser más claro", afirmó Pérez en una teleconferencia de prensa. "Estamos en medio de una pandemia debido a la respuesta ineficaz de un presidente que no entendió el problema de salud pública en diciembre, en enero y en febrero porque andaba cortejando a China por un acuerdo comercial". 

"La pandemia afecta, desproporcionadamente, a los latinos y los afroamericanos", añadió. 

El exsecretario de Trabajo dijo que "Trump quiere que los latinos tengan miedo de votar", pero que el Partido Demócrata hará "todo lo posible para movilizar" a este electorado. 

Ningún candidato presidencial republicano ha ganado la mayoría del voto de los latinos en Estados Unidos y quien obtuvo un apoyo mayor de estos ciudadanos fue George W. Bush, quien en 2004 recibió el 40 % del voto latino. 

En 2016, Trump recibió el 28 % del voto de los latinos, pero, a pesar de la retórica y la política antiinmigrante del presidente, hasta marzo algunas encuestas mostraban que el presidente podría recibir el 44 % del voto hispano. 

Ese índice de aprobación reflejó dos factores: la rápida ayuda a los negocios otorgada por el gobierno para aliviar el impacto de la pandemia, y el desaliento de muchos votantes hispanos jóvenes que hubieran preferido como su candidato al senador de Vermont Bernie Sanders y no a Biden. 

Aunque es difícil que estos votantes se vuelquen a favor de Trump, bien podrían quedarse en casa el 3 de noviembre y para evitarlo la campaña de Biden está empleando diversos recursos, incluido lo que Pérez describió como "micro enfoque". 

"Compartimos un lenguaje pero somos comunidades latinas, en plural, y debemos atender a las diferencias", señaló sobre una estrategia que buscará diferenciarlas y, por ejemplo, les dirán a los votantes venezolanos en Florida que Trump "habla mucho" acerca del mandatario de su país, Nicolás Maduro, pero se ha "rehusado a extender" a los venezolanos un Estatus de Protección Temporal (TPS). 

También tendrán un enfoque diferenciado para la numerosa comunidad puertorriqueña o un esfuerzo proselitista centrado específicamente en las mujeres latinas. 

Y en Texas, continuó Pérez, la campaña de Biden recordará a los votantes latinos que en 2019 un nacionalista blanco, inspirado por la retórica de Trump, mató a 23 personas e hirió otras 23 en un ataque armado en una tienda Walmart de la ciudad fronteriza de El Paso.