Llega a Siria el barco acusado por Ucrania de transportar grano robado

Llega a Siria el barco acusado por Ucrania de transportar grano robado

A-AA+

DAMASCO, Siria (EFE).- El barco sirio "Laodicea", acusado por Kiev de transportar grano ucraniano robado y que estuvo retenido varios días en el Líbano, llegó este jueves al puerto de Tartús, en el oeste de Siria, informó el Ministerio de Transporte del país árabe.

Este departamento hizo el anuncio mediante un comunicado reproducido por la agencia oficial de noticias siria, SANA, que celebraba la decisión de dejar partir la nave adoptada por un juez libanés y ratificada por el Gobierno del país vecino.

El titular de la cartera de Obras Públicas y Transporte del Líbano, Ali Hamie, había anunciado por la mañana en su cuenta de Twitter, que el "Laodicea" ya estaba fuera de sus aguas territoriales.

Descartó así las alegaciones hechas por la embajada ucraniana en Beirut denunciando que el buque, que había llegado al puerto septentrional de Trípoli el pasado 27 de julio, había partido del de Feodosia, en la península de Crimea, anexionada por Rusia den 2014, y que su carga de trigo y cebada había sido "robada" a su país.

"La ruta del barco comprendía la entrega de suministros de alimentos a una empresa comercializadora libanesa y luego descargar el resto de su carga en el puerto de Tartús como de costumbre", aseguró el Ministerio de Transporte sirio en su nota.

La decisión de la justicia libanesa, "tras examinar los documentos relacionados con el barco y todos los procedimientos necesarios", confirma "la invalidez de todo lo que había sido inventado y basado en la politización y lealtad a la administración estadounidense y sus aliados en su guerra contra Siria", aseguró el comunicado gubernamental.

Ucrania acusa a Rusia de robar grano ucraniano aprovechando la guerra iniciada en su territorio el pasado febrero.

Por su parte, Rusia es principal aliado y valedor internacional del presidente sirio, Bachar al Asad, y su intervención militar en la guerra civil del país árabe a partir de 2015 fue fundamental para que este recuperase buena parte del territorio que había perdido en los primeros años del conflicto.

Tanto Siria como el Líbano, sumido en una profunda crisis económica, sufren regulares desabastecimientos de trigo con los que elaboran el pan árabe, un producto básico en ambos países, particularmente para su población con menos recursos.

Precisamente, el Líbano es el destino al que se dirige el primer barco cargado de grano ucraniano que ha logrado salir de Ucrania desde la invasión rusa tras un acuerdo alcanzado entre Kiev y Moscú el pasado 22 de julio bajo el auspicio de la ONU.

Está previsto que la nave llegue el sábado al puerto septentrional de Trípoli.