Más de 6,000 "guardianes" ayudarán a combatir incendios en selvas de Brasil

Más de 6,000 guardianes ayudarán a combatir incendios en selvas de Brasil

BRASILIA (EFE).- El Gobierno de Jair Bolsonaro anunció este jueves un plan para combatir los incendios en las selvas y bosques de Brasil, en el que participarán más de 6,000 "guardianes" que trabajarán en la prevención, represión e investigación de este tipo de ocurrencias.

Cada uno de los 27 estados brasileños aportarán profesionales especializados que actuarán como "Guardianes del bioma", sirviendo de apoyo en las regiones donde los incendios son más críticos, como la Amazonía brasileña, el Pantanal y el Cerrado.

En el Plan Operativo Estratégico para la Acción Integrada en la Lucha contra los Incendios Forestales, lanzado este jueves por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, también participan las carteras de Medio Ambiente y Desarrollo Regional.

"Con la suma de esfuerzos y la integración entre la nación y los estados vamos a mostrar al mundo que Brasil está comprometido con la preservación de sus biomas", aseguró Anderson Torres, titular de la cartera de Justicia durante la presentación.

"Este es un compromiso del Gobierno de Jair Bolsonaro", agregó.

De acuerdo con el ministro, el foco de acción será para los estados de Acre, Amazonas, Amapá, Maranhão, Mato Grosso, Pará, Rondônia, Roraima, Tocantins, Goiás y Mato Grosso do Sul.

Las actividades de control y represión de delitos que promuevan los incendios, como la deforestación ilegal, estarán a cargo de la Policía Federal, que será apoyada por las policías y las defensas civiles regionales.

El nuevo plan comenzará a funcionar, según la demanda de los estados, en los meses de agosto a noviembre, pero la falta de lluvias ya ha propagado los incendios en varias regiones de la Amazonía brasileña.

La mayor selva tropical del planeta registró 2.308 focos de incendio en junio, el mayor número para ese mes desde 2007 y un 2,6 % superior, frente al mismo periodo de 2020, cuando ese ecosistema ya había alcanzado un récord de quemas.

Las alarmas también están prendidas en el Pantanal, el mayor humedal del planeta, compartido entre Brasil, Bolivia y Paraguay. Este ecosistema perdió un 26 % de su área en Brasil por causa del récord de incendios que padeció en 2020 y el panorama para este año no es mejor, según los expertos.

Los incendios en Brasil han alcanzado récords históricos bajo el mandato de Bolsonaro, cuya política medioambiental ha sido duramente criticada por organizaciones ecologistas e incluso países extranjeros.

El deterioro de la Amazonía ha aumentado la presión sobre el Gobierno y empujó a un importante grupo de fondos de inversiones globales a advertir sobre una eventual retirada de capitales, en caso de que no fuera reforzado el combate a la deforestación.

La política del Ejecutivo de Bolsonaro también ha puesto en juego el avance del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) después de que varios países europeos expresaran su rechazo al tratado al alegar problemas ambientales.