Muere joven palestino por disparos israelíes durante redada en Cisjordania ocupada

Muere joven palestino por disparos israelíes durante redada en Cisjordania ocupada

A-AA+

JERUSALÉN (EFE).- Un joven palestino murió hoy por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes durante una redada en la ciudad de Yenín, en Cisjordania ocupada, informó el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El joven fue identificado como Dirar Salih Kafrini, de 17 años.

Su muerte se produjo durante enfrentamientos armados desencadenados por una operación militar israelí en el campo de refugiados de Yenín, uno de los principales focos de violencia en los últimos meses.

Su fallecimiento tuvo lugar en el Hospital Gubernamental de Yenín, según precisó la agencia oficial de noticias palestina, WAFA, que informó además de que fuerzas especiales encubiertas israelíes entraron al campo de refugiados desde múltiples direcciones y se enfrentaron con jóvenes locales.

Sanidad agregó que otro joven resultó herido por un disparo en una pierna y fue trasladado a un centro médico cercano en estado moderado.

La Policía israelí, por su parte, anunció que sus agentes llevaron a cabo una operación de arresto en Yenín, donde dos "sospechosos de llevar a cabo actividades terroristas" fueron detenidos.

Un portavoz policial precisó que las fuerzas recibieron disparos tras ingresar al campo, a los que respondieron abriendo fuego contra milicianos armados.

Medios locales tanto israelíes como palestinos destacaron que se trató de una importante operación de arresto que culminó con la captura de un alto cargo del grupo Yihad Islámica Palestina (YIP).

La muerte del joven hoy es la segunda de un palestino por disparos israelíes en menos de una semana, tras el fallecimiento el viernes de un adolescente de 16 años mientras participaba en una manifestación en una aldea al nordeste de la ciudad cisjordana de Ramala.

La redada de este lunes forma parte de una serie de operaciones israelíes que se suceden con mucha frecuencia desde hace varios meses, sobre todo desde una ola de ataques de palestinos y árabes-israelíes en distintos puntos del territorio israelí a finales de marzo, que dejaron 18 muertos.

Desde entonces, estas redadas han desencadenado fuertes enfrentamientos y dejado más de 50 palestinos muertos.