No avanza diálogo en Ecuador

Gobierno no acepta condiciones de los indígenas para una salida pacífica a las protestas

No avanza diálogo en Ecuador

A-AA+

Quito, Ecu.- El ministro de Gobierno de Ecuador dijo el miércoles que las autoridades no aceptan las condiciones impuestas por el sector indígena como requisito para iniciar diálogos encaminados a buscar una salida pacífica a las protestas que ya llevan 10 días y que se han tornado violentas.

El líder indígena Leonidas Iza, al frente de cientos de manifestantes, dijo que "siempre hemos tenido apertura al diálogo, pero hemos dicho que los diálogos no pueden ser para burlarse del pueblo ecuatoriano" y advirtió que "ya no tenemos condiciones para seguir sobreviviendo, ni siquiera viviendo, por lo cual nos pareció trasladarnos a Quito, frente a los oídos sordos del gobierno".

Aseveró que "venimos por los 10 puntos y regresaremos con esos 10 puntos" en referencia a una demanda que incluye la reducción del precio de la gasolina de 2.55 a 2.10 dólares por galón, la fijación de precios de los productos agropecuarios y presupuesto para educación intercultural, entre otros.

La noche del martes, Iza exigió al gobierno que previo a un diálogo elimine el estado de excepción en seis provincias -donde se han registrado los mayores hechos de violencia-, que desmilitarice y elimine la dotación policial alrededor de los sitios donde se encuentran en la capital y que les permitan llegar al parque de El Arbolito y la vecina Casa de la Cultura para concentrarse y mantener asambleas.

"No es el momento de poner más condiciones, no es el momento de exigir mayores demandas, es el momento de sentarse a conversar, estamos en el décimo día de paro", dijo el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez por la mañana a la red de televisión Teleamazonas. 

"Y no podemos seguir esperando, la capital no puede seguir esperando, el país no puede seguir esperando".

Ecuador acumula pérdidas por 135 millones de dólares, especialmente en sectores como el productivo, exportador y turístico, por la protesta nacional convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas, dijo el miércoles el ministro de la Producción.

En declaraciones a The Associated Press el ministro Julio José Prado precisó que las pérdidas" se van acumulando y van subiendo en forma exponencial .. al inicio de las movilizaciones estaban en el orden de tres millones a cinco millones de dólares diarios... ahora han pasado a más de 30 millones de dólares diarios".

Destacó que hay varios sectores que han sido muy afectados, entre ellos, "las exportaciones de flores que están casi paralizadas, el sector de alimentos, el sector lácteo que está botando más de un millón de dólares diarios en leche; los sectores de proteína animal, con pérdidas por más de dos millones diarios; en las cadenas de ganado, pollo y cerdos y finalmente, el sector turístico, donde se ha cancelado el 80% de las reservas".