Un serbio salvó a varias personas del trágico accidente en Bulgaria

Un serbio salvó a varias personas del trágico accidente en Bulgaria

Sofía/Belgrado, 24 nov (EFE).- Serbia aclama hoy como héroe a uno de sus conciudadanos por haber ayudado a salvar la vida de seis de las 53 personas que viajaban en el autobús incendiado en la noche del lunes al martes en Bulgaria, en uno de los accidentes más graves de la historia del tráfico del país balcánico y en el que murieron calcinadas 46 personas, entre ellas 12 niños.. 

La mayoría de las víctimas del siniestro, cuyas causas están siendo investigadas por la Fiscalía general búlgara, eran ciudadanos de Macedonia del Norte. 

"Nuestro ciudadano Ljuljzim Sulejmani, él mismo herido en el horroroso accidente cerca de Sofía, ayudó a que los pasajeros fueran sean evacuados", indicó el ministerio serbio de Exteriores en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. 

Sulejmani, de 26 años, nacido en la ciudad meridional de Presevo, se encuentra internado en el hospital Nikolay Pirogov de Sofía, junto a su novia y los restantes cinco supervivientes, y su estado de salud es estable. 

Según relató el embajador serbio en Bulgaria, Zeljko Jovic, a la televisión Kurir y de acuerdo con informaciones de testigos, Sulejmani rompió una ventanilla trasera y ayudó a otros a saltar por ella, antes de ponerse a salvo él mismo. 

"Probablemente les ayudó también a que se alejaran del autobús, alrededor del cual la temperatura estaba muy alta", señaló Jovic, quien visitó el martes a Sulejmani en el hospital búlgaro. 

El diplomático admitió sin embargo que no habló con el paciente del accidente porque "no quería inquietarle de ninguna manera". 

En rueda de prensa en Sofía, la directora de la Clínica de quemaduras del citado hospital, Maya Arguirova, resaltó el estado de shock en el que se encontraban aún hoy los supervivientes, después de haber sido sometidos a diversas operaciones. 

Los heridos sufrieron quemaduras de diverso grado y fracturas de huesos y vértebras. "Todos están estables y a todos se les hicieron ayer intervenciones quirúrgicas urgentes. Dos serán sometidos hoy a otras operaciones", precisó Arguirova. 

"El estrés es muy fuerte (...) Desde ayer los ingresados reciben tratamiento psicológico", añadió Arguirova. 

El ministro de Exteriores de Macedonia del Norte, Buyar Osmani, visitó hoy de nuevo a los heridos en el hospital, como ya hizo ayer. 

Las familias de las víctimas mortales "están a la espera de la confirmación de la identidad" de sus seres queridos, resaltó Osmani. 

La Fiscalía general búlgara que investiga las causas del accidente ha pedido pruebas de DNA para identificarlas. 

El autobús siniestrado llevaba matrícula de Macedonia del Norte y según informaron hoy las autoridades de ese país, no tenía licencia para transportar personas. 

Con 51 turistas, en su mayoría normacedonios, y 2 chóferes, se encontraba en viaje de regreso a Skopje de una excursión a Estambul, cuando a 32 kilómetros de Sofía volcó tras llevarse por delante la mediana que divide ambas direcciones de la autopista "Struma". 

La mayoría de los pasajeros murieron atrapados en las llamas de un intenso incendio que redujo el vehículo a un amasijo de chatarra carbonizada, sin que hasta el momento esté claro si el fuego se desencadenó antes o después de volcar, uno de los puntos claves para esclarecer las causas del accidente, según los expertos. 

Fuentes de la investigación contactadas por Efe indicaron que en el interior del autobús se había encontrado un número indefinido de tubos, de los que se supone que antes del incendio contenían algún líquido.