Descomposición social y contubernio desataron violencia en Guanajuato: López Obrador

Descomposición social y contubernio desataron violencia en Guanajuato: López Obrador
Al lamentar el asesinato del diputado local Juan Antonio Acosta Cano, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que pese al desarrollo económica que hay en Guanajuato "hay una profunda" descomposición social y un contubernio entre delincuencia y autoridades locales lo que ha desatado, señaló, la violencia.
En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal acusó que Guanajuato es de los estados con menos inversión pública en salud, en educación, en bienestar pues señaló, que se apostó a la privatización.
"Estamos atendiendo la situación especial de Guanajuato en materia de seguridad, porque sigue habiendo violencia, homicidios, confrontación entre grupos y también asesinatos de dirigentes. Acaba de fallecer, y lo lamentamos, un legislador en Guanajuato; fue asesinado en Juventino Rosas.
"Consideramos que hay en Guanajuato una profunda descomposición social que se fue gestando durante años, se abandonó la atención a la gente, el bienestar del pueblo, y se permitió la creación y desarrollo de grupos dedicados a la delincuencia. Esto es un asunto muy aleccionador de cómo un modelo económico sin visión social no funciona, porque Guanajuato es de las entidades con más crecimiento económico; sin embargo, es al mismo tiempo la entidad o está dentro de las entidades con más violencia", dijo.
En Palacio Nacional, el mandatario indicó que, ante este panorama, se debe de evitar "la mezcolanza" entre la delincuencia con autoridades "esto es policías municipales, presidencias municipales o ayuntamientos, autoridades judiciales. Que se termine".
El mandatario calificó como "error garrafal", el haber abandonado a los jóvenes de la entidad, y lo que permitió, aseguró, la convivencia entre autoridades y miembros de la delincuencia.
"Hay una descomposición social y se tiene que atender así el problema: primero, marcando muy bien lo que hemos dicho, la línea divisoria entre delincuencia y autoridad, que no haya contubernios, que no sea lo mismo, que las policías municipales, las autoridades estatales no estén vinculadas a la delincuencia, que la delincuencia no tenga protección del gobierno. Entonces, eso es lo que pensamos".
Al mostrar una gráfica de los homicidios de ayer miércoles a nivel nacional, el presidente López Obrador indicó que de los 68 asesinatos que se registraron ayer, 13 de estos ocurrieron en Guanajuato, es decir, el 19% del total.
"Pero miren, de los 68, 13 en Guanajuato, 19%. Entonces, sí tenemos que seguir atendiendo. Hay presencia de la Guardia Nacional, hay presencia del Ejército, pero necesitamos trabajar más abajo, necesitamos atender más el problema de la descomposición social, esa es la definición", dijo.