México respeta cambio de poder en EU: Monreal

México respeta cambio de poder en EU: Monreal
Ante la convulsión política en Estados Unidos, que marca el relevo presidencial, el coordinador de la mayoría en el Senado, Ricardo Monreal, dijo que México tiene una clara postura de "apego a nuestra soberanía como país independiente y a los principios constitucionales de la política exterior, a los que se subordinan todos los órganos del Estado".
Mañana tiene lugar en el exterior del Capitolio la ceremonia de inauguración de la presidencia del demócrata Joe Biden, y al respecto el senador de Morena, que encabeza la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara Alta, analizó el escenario, en el que prevé que pueda darse "una reforma político-institucional que renueve y fortalezca el pacto social y político de Estados Unidos".
México actúa en la transición política de Estados Unidos "conforme al Estado de derecho y los principios que rigen su política exterior, que son la autodeterminación de los pueblos, la no intervención y la solución pacífica de las controversias", estableció en un documento puesto en su página electrónica.
Con el título Cambio de gobierno y democracia en Estados Unidos, Monreal Ávila refiere que "el presidente Andrés Manuel López Obrador no opinó sobre la irrupción de manifestantes en el Capitolio estadounidense, si bien, sí lamentó los decesos que derivaron de este acontecimiento.
"Es ética y políticamente indispensable actuar con visión de Estado ante los desafíos sociales, políticos o económicos que se presenten y, por otro lado, considerar que el llamado de una o un dirigente político no necesariamente provoca en automático y de manera irreflexiva un apoyo extremo entre sus incondicionales", indicó.
Monreal Ávila se refiere a la extrema derecha supremacista estadounidense, aunque sin referirse a quienes forman parte de su base social.
Expuso que "la corriente ideológica populista de extrema derecha, la xenofobia, el supremacismo blanco existen y movilizan grupos, como hemos constatado a lo largo de la historia no sólo de la Unión Americana, sino del mundo".
Añadió que "hemos visto sus nefastas consecuencias, como guerras mundiales, manipulación, dominación, muertes y otras calamidades que la gran mayoría de las personas, con ideología de derecha o de izquierda, no comparten".
Es por ello que a nivel mundial "se presentaron diferentes reacciones y llamados al respeto a la democracia, al Congreso estadounidense y al resultado electoral, por parte de liderazgos políticos diversos" que condenaron la violencia en Washington.
Subrayó que en Estados Unidos, ante la convulsión, "las instituciones hasta ahora han resistido y funcionado como una herramienta para el restablecimiento del orden social y político".
Consideró que esta coyuntura es propicia para que los actores políticos estadounidenses reflexionen sobre lo ocurrido.