Sigue la búsqueda de tres personas que desaparecieron en la carretera a Amealco

Sigue la búsqueda de tres personas que desaparecieron en la carretera a Amealco

QUERÉTARO, Qro., septiembre 14 (EL UNIVERSAL).- La activista Aleida Quintana asegura que no se ha dado comunicación alguna entre las tres personas que desaparecieron al circular por la carretera a Amealco el pasado 19 de junio, con sus respectivas familias, tal como lo asegurara este lunes el fiscal general del estado, Alejandro Echeverría Cornejo.

Dijo que desde un inicio ha estado cerca del caso y la familia de estas personas ha tenido que recurrir no solo a la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro por las constantes violaciones a derechos humanos cometidas por personas de la fiscalía durante el proceso, sino que además han tenido que recurrir a un juez para solicitar se active la Alerta Amber para Nicolás.

Cabe recordar que Luz Angélica Infante, su hijo Nicolás Casas y un amigo de ella de nombre Miguel Ángel González, se les vio por última vez el 19 de junio, cuando viajaban por la mañana en un coche rumbo a Amealco y desde entonces se desconoce su paradero.

De acuerdo con reportes de la investigación, el auto en cuestión fue localizado en el kilómetro 50 de la carretera que conecta a Huimilpan y Amealco de Bonfil, al interior había ropa de mujer y de niño, y el cristal de la ventanilla del conductor estaba roto, además de que había manchas de sangre en el tablero.

Quintana aseguró que la Fiscalía de Querétaro no ha permitido que las familias accedan a la carpeta de investigación, a pesar de que se ha solicitado por escrito en varias ocasiones.

Recordó que el fiscal aseguró este lunes que las personas desaparecidas lograron comunicarse con su familia: "sin embargo, la familia no tiene conocimiento de los hechos".

Los motivos por los que desaparecieron, dijo, deben ser investigados por la Fiscalía y su actuar debe ser respetuoso de los derechos humanos.

El fiscal, subrayó, tendrá que hacerse responsables de las consecuencias psicoemocionales de sus declaraciones sobre las familias quienes viven bajo incertidumbre, miedo y otras consecuencias derivadas de la desaparición y la revictimización que ha ocasionado su institución.