Sube a 10 los cuerpos hallados en fosa del "corredor de la muerte" en Michoacán

Sube a 10 los cuerpos hallados en fosa del corredor de la muerte en Michoacán

A-AA+

VILLAMAR, Mich., junio 20 (EL UNIVERSAL).- El número de personas encontradas al interior de una fosa clandestina del municipio de Villamar, subió a 10, en esa zona ubicada sobre el llamado corredor de la muerte.
Los cuerpos corresponden a cinco mujeres y cinco hombres; las víctimas encontradas, han sido trasladadas al Servicio Médico Forense (Semefo).
Las víctimas estaban enterradas en un predio conocido como Los Negritos, ubicado en Villamar, cercano a los municipios de Sahuayo, Jiquilpan y Venustiano Carranza.
El pasado sábado, la Fiscalía de Michoacán informó que en ese lugar habían encontrado los cuerpos de cuatro mujeres y dos hombres, en avanzado estado de descomposición.
La institución, dio a conocer que en el lugar, la triada investigadora, la Unidad Canina K-9 y la Secretaría de Seguridad Pública estatal, así como corporaciones municipales, realizaron actuaciones de búsqueda en el lugar.
Dijo que en ese sitio ubicaron cinco puntos donde había tierra removida y se localizaron los primeros seis cuerpos.
Ayer domingo, la FGE indicó que encontraron cuatro cuerpos más -tres hombres y una mujer- también en estado de putrefacción.
En esta búsqueda participó personal a su cargo, con apoyo de la Unidad Canina (K9), y con la colaboración de la SSP estatal y de las policías municipales de Villamar y Venustiano Carranza, así como de Protección Civil de Jiquilpan
La Fiscalía michoacana precisó que hasta el momento las víctimas están todavía sin identificar y ya cotejan los perfiles genéticos con los de personas desaparecidas.
¿Qué es el corredor de la muerte?
El corredor de la muerte, atraviesa los municipios de Cotija, Jiquilpan, Sahuayo, Marcos Castellanos, Villamar, Venustiano Carranza, Briseñas, Pajacuarán, Vista Hermosa, Chavinda, Tangamandapio, Jacona y Zamora.
Esa franja de Michoacán colindante con el estado de Jalisco, ha sido llamada así por los habitantes, ante el disparo de violencia contra pobladores y autoridades.
Ello, luego de que se dispararan los homicidios dolosos, las desapariciones, los secuestros, las masacres y los ataques a fuerzas municipales, estatales y federales.
Zamora es considerado la cabeza de la serpiente de ese llamado corredor de la muerte.
Las áreas de inteligencia y habitantes, refieren que el crimen organizado ha estado enquistado en esa zona desde hace varios años en la mayoría de los sectores sociales.
Señalan que los cárteles operan, vigilan y protegen sus actividades delictivas, desde una base social que en muchos casos ya es parte de esas organizaciones delincuenciales.
Unas de las desapariciones más recientes en esa área, fueron las de dos jóvenes originarios del municipio de Los Reyes, Michoacán, el pasado 12 de marzo.
Los primos Luis Fernando y Rayan desaparecieron rumbo a Zamora, cuando iban a recoger un vehículo que una grúa les había dejado tirado y que ya no quiso arrastrar.
Cinthia Bautista, cuenta que vía telefónica, su esposo Rayan le avisó que el operador de la grúa que contrataron les dijo que había bajado el auto cerca del municipio de Zamora.
"El de la grúa les mintió, porque la ubicación que les mandó era de Cumuatillo, municipio de Venustiano Carranza. O sea, nada que ver con Zamora", cuestionó.
Cinthia, recuerda que la última vez que tuvo contacto con su esposo, fue a las 6:24 de la tarde, cuando Rayan le llamó para decirle que ya iba a llegar al sitio.
"Me dijo que ya estaba a dos minutos de llegar a la ubicación que les había mandado el de la grúa y fue la última vez que tuve comunicación con él", explicó.
Fernanda Mendoza, esposa de Luis, recuerda que cerca de las 6:49 de la tarde, su esposo le mandó un mensaje en el que le decía que ya iban de regreso a Los Reyes.
"Pero ya no regresaron y como a las 8:00-8:30, ya nos empezamos a preocupar por ellos. No llegaban y se nos hacía raro, porque ellos siempre avisan si van a algún lado".
"Les empezamos a marcar, a mandar mensajes por WhatsApp; veíamos que estaban en línea, pero no contestaban y hasta ahorita no sabemos nada de ellos", narra Fernanda.
Desde entonces, los familiares de las víctimas han pedido el apoyo del Ejército Mexicano y de la Fiscalía de Michoacán, para la búsqueda en el llamado "el corredor de la muerte".
Más de 400 desaparecidos
José María Barragán Álvarez, es papá de un joven originario de Los Reyes y desaparecido en la misma franja controlada por el Cártel Jalisco Nueva Generación.
Su hijo Giovanni Barragán González, salió de su casa en un taxi el 3 de enero del 2021 rumbo a Arandas, Jalisco y ya no regresó a su casa.
Desde entonces su padre, José María, ha iniciado una labor para dar con el paradero y ahora forma parte de un colectivo de búsqueda.
Revela, que los colectivos de búsqueda, calculan que hay cerca de 400 personas desaparecidas en esa región de Michoacán, en los últimos tres años.
En su caso, cuenta que su hijo fue contratado para llevar a un conocido de nombre Víctor Manuel Abarca Medina, al vecino estado, con la finalidad de comprar un automóvil.
Ambos, perdieron comunicación con sus familiares a las 12:30 horas de ese día, cuando circulaban sobre el tramo carretero Briseñas-Arandas, delante de Vista Hermosa.
"Los paró la Policía Michoacán en un retén; les preguntaron que a dónde iban y les comentaron que a comprar un coche a Arandas, de acuerdo a los audios que mi hijo mandó; ya después no se supo nada de ellos", reitera.