Asaltada otra vez

"El castigo no es para vengarse, 

sino para reducir el crimen 

y reformar al criminal". 

Elizabeth Fry

Para la señora Elena la pesadilla nunca termina. Este 23 de marzo fue asaltada en un microbús de transporte colectivo en el camino de Indios Verdes a su hogar en Ecatepec. Como iba en la parte delantera del vehículo, le tocó que uno de los delincuentes, que como siempre ingresaron lanzando insultos, le pusiera la pistola en la cabeza. Le robaron su celular y su cartera; pero, más que eso, su tranquilidad. 

No es una experiencia nueva para esta mujer de 56 años, que se traslada todos los días de Ecatepec a la alcaldía capitalina de Cuauhtémoc para trabajar. Es la séptima vez en 15 años que la asaltan en el colectivo. Nunca ha presentado denuncia, porque una mujer trabajadora no puede dedicar horas a un procedimiento burocrático que no le va a resolver ningún problema. 

Este nuevo asalto tuvo lugar en un momento en que los distintos órdenes de gobierno están ofreciendo reportes positivos sobre sus avances en la lucha contra la delincuencia. El gobierno de la Ciudad de México presentó el 23 de marzo un informe que señala que, en dos años, se han reducido los delitos de alto impacto en 49.2 por ciento, al pasar de 4,588 en febrero de 2019 a 2,331 en el mismo mes de 2021. "Que en dos años hayamos disminuido a la mitad los delitos de alto impacto -declaró la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum-habla no solamente de la labor coordinada, sino también del espíritu que tiene hoy la Policía de la Ciudad de México y la Fiscalía General de Justicia, un espíritu distinto., un espíritu de servicio". 

Según la Fiscalía de Justicia de la capital, en febrero de 2021 se registraron 148 robos con violencia en transporte colectivo, de los cuales solo 25 tuvieron lugar en microbuses. En febrero de 2019, en cambio, fueron 410 los robos con violencia en transporte colectivo, 126 en microbuses. La disminución es importante, de 63.9 por ciento. Por su parte, la secretaria de seguridad ciudadana federal, Rosa Icela Rodríguez, apuntó el 22 de marzo en la mañanera de Palacio: "También bajó 24.1 [por ciento] el robo de transporte colectivo en los primeros dos meses de 2021 respecto al mismo período de 2020". 

Yo no osaría decir que tengo otros datos; pero sí apuntaría que, en este delito, como en otros en que las víctimas no denuncian, carecemos de cifras confiables. Si consideramos nada más el caso de la señora Elena, asaltada siete veces en traslados entre Indios Verdes y Ecatepec, es difícil pensar que en la Ciudad de México solo se hayan realizado 148 asaltos con violencia a pasajeros de transporte colectivo en febrero de 2021. Al parecer, la razón de este número tan bajo es que la mayoría de las víctimas no denuncia. 

Muchos de los asaltos en rutas de transporte de Indios Verdes a Ecatepec se realizan por el vacío de vigilancia que se genera en la frontera entre la capital y el estado de México. Los distintos gobiernos responsabilizan a los otros de lo que pase en el trayecto. Son tan constantes los asaltos en esas rutas, sin embargo, que las autoridades federales, mexiquenses y capitalinas bien podrían haberse ya coordinado para tomar medidas que detuvieran esta pesadilla cotidiana. 

Para la señora Elena, como para millones que utilizan el transporte colectivo en la zona metropolitana de la ciudad de México y en otros lugares del país, no hay opción. No pueden dejar de trabajar. Parece que sufrir asaltos es parte del precio que tienen que pagar. 

Merkel

La canciller Angela Merkel no solo se echó para atrás en la decisión de ordenar un nuevo confinamiento estricto en Alemania en Semana Santa, sino que ofreció una disculpa pública: "El error es mío y de nadie más -dijo--. Lo lamento profundamente y pido perdón a los ciudadanos". No imagino a nuestros gobernantes retractándose y ofreciendo una disculpa por una decisión.

Twitter: @SergioSarmiento