La ya no corpulenta UIF

"Give me the money, follow 

the money...caught."

Escribía en este mismo espacio en septiembre del año pasado "La corpulenta UIF". Decía que a pesar de tener conformada la Unidad de Inteligencia Financiera dieciséis años, era hasta este gobierno federal, que la gente oyó hablar de ella, así como de su titular Santiago Nieto. 

Añadía que su titular se perfilaba como uno de los hombres más poderosos del sexenio junto con el Secretario de la Defensa Nacional. Y, a la UIF la vislumbraba como la institución federal, que más allá de coadyuvar en la prevención y combate de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita o de financiamiento al terrorismo y carteles de la droga, se estaba convirtiendo en el sistema muscular golpeador del gobierno más efectivo. Me cuestionaba en esa columna de septiembre ¿Cuál será su talón de Aquiles?

Pues 14 meses después, dejó de ser ya la corpulenta UIF para convertirse en un despacho estrictamente de manejo político para el 2024. Le cercenaron las patas a la mesa tipo provenzal estilo UIF. No convenía ya su eficacia para seguir el dinero sucio y los depósitos exorbitantes en cuentas y paraísos fiscales de mexicanos. 

A pesar de que la UIF forma parte como un instrumento internacional del Grupo de Acción Financiera Internacional GAFI, que fue creada por el G-7, para establecer normas y promover la aplicación efectiva de las medidas legales, reglamentarias y operativas contra el lavado de dinero, financiamiento al terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva y todas aquellas amenazas relacionadas contra la integridad del sistema financiero internacional; había obtenido una calificación de "mayoritariamente cumplida" en el marco de la 4ª  Ronda del GAFI y del GAFILAT para Latinoamérica, así como del FMI. De cinco criterios de evaluación para calificar el nivel de cumplimiento, la UIF mexicana obtuvo la segunda. Estaba por conformar su propia "Guardia Financiera", o sea, su propio grupo de acción operativa en campo. 

TAPANCO: Van alguna hipótesis (especulando), de la caída de Santiago Nieto extitular de la UIF, la boda fue el pretexto bien cuadrado de contrainteligencia. 

1.- Era poderoso, pero era un llanero solitario.

2.- Se hizo de muchos enemigos y pocos "amigos".

3.-Azuzado, jugó venciditas con el Fiscal General y era su lógico relevo en la FGR. 

4.- Era bien visto por todos los actores políticos, menos, por los del partido oficial.

5.- Era presidenciable, por cualquier partido o alianza. 

¿Su talón de Aquiles? Ser un político eficaz en México.

Francisco.soni@uaslp.mx

Twitter: @franciscosoni