Mecanismo de Protección

"Sin defensores de derechos humanos nuestras sociedades serían mucho menos libres"

M. Forst

En 2019, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su visita a México señaló "La situación de los defensores y las defensoras de derechos humanos y de los periodistas sigue siendo alarmante" [ONU-DH, 2019]. 

Y es verdad, tan solo en 2021, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), hizo un llamamiento a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a reforzar trabajos para la protección de defensores de DDHH, dado el "preocupante" incremento en los casos de homicidios (72) y desapariciones (9). Mientras que, en el caso de los periodistas, la Ong internacional "Artículo 19", ha documentado en México 171 homicidios y 23 desapariciones (del año 2000 a la fecha).

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha considerado que una alternativa (aunque no la única) es la creación de programas de protección especializados para proteger a las defensoras y defensores, su instrumentación adecuada puede facilitar al Estado cumplir con su obligación de protección al permitir mayor cercanía y conocimiento concreto de la situación particular del defensor o defensora en riesgo, sobre todo, en aquellos Estados en los cuales la labor de promoción y defensa de los derechos humanos se ha convertido en una actividad riesgosa en virtud de los múltiples ataques, agresiones y hostigamientos [CIDH, 2011].

En 2019, la Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU-DH) elaboró (a petición del gobierno) un diagnóstico sobre el funcionamiento del mecanismo de protección, comparándolo con sus similares de la región; llegando a interesantes reflexiones que a continuación abordaré.

Nos precisa la ONU-DH que, uno de los primeros esfuerzos para el diseño de un programa de protección a personas defensoras de derechos humanos en la región se dio fue en Colombia (1995), con la creación de un mecanismo de protección a aquellos individuos en riesgo por llevar a cabo actividades y funciones políticas, sociales o humanitarias, coordinado por la "Unidad Nacional de Protección" (UNP) del Ministerio del Interior y la Policía Nacional, dotada de autonomía jurídica, administrativa y financiera. Cabe precisar además que el presupuesto asignado es superior a su similar mexicano en aproximadamente 13 millones de dólares (ONU-DH, 2019:20). 

Brasil es otro país que, en 2004, creo el "Programa Nacional para la Protección de Defensores de Derechos Humanos"; posteriormente, en el 2007, estableció su "Política Nacional de Protección", donde se señalan principios y directrices de protección y asistencia a los defensores de derechos humanos (ONU-DH, 2019:20).

A partir de una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Honduras hará lo propio en 2015 creando la "Ley de Protección para las y los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia". La cual tiene como objetivo reconocer, promover y proteger los derechos humanos y las libertades de todas las personas y organizaciones dedicadas a la promoción y defensa de los derechos humanos (ONU-DH, 2019:20).

De momento se agotan las líneas de mi espacio editorial. Las y los espero el próximo viernes.

carloshernandezyabogados@hotmail.com