Mirador

El más reciente artículo de Malbéne en la revista "Lumen" escandalizará seguramente a algunos. Empieza con estas palabras:

"Soy teólogo. Espero que Dios me lo perdonará".

En otro texto dijo hace tiempo el controvertido lovaniense: "Algunas teologías han hecho interesantes aportaciones a la literatura de ficción". Escribió igualmente: "El mundo estaría mejor si la centésima parte del tiempo que los hombres dedican a la lectura de los libros llamados sagrados lo dedicaran a hacer obras de bien".

En opinión de Malbéne todo el conocimiento sobre Dios se puede sintetizar en tres palabras: "Dios es amor". Y la más perfecta declaración de fe, asegura, es la que dice: "Hágase, Señor, tu voluntad".

En cierta ocasión un hombre que asistió a una de sus conferencias le dijo: "Yo no sé nada de teología". Sonrió Malbéne y contestó: "Dele gracias a Dios".

Tampoco yo sé nada de teología, pero le doy gracias a Dios por un teólogo como Malbéne.

¡Hasta mañana!...