No hay Sam Spades Parte I

"Solo te ahorcan una vez".

Hammett Dashiell.

-Detective de la Agencia 

Pinkerton de Chicago-.

Hace poco más de diez años escribía en este mismo espacio una trilogía sobre la novela policial. Dashiell Hammett es mi preferido y en especial su novela "El Halcón Maltés". Sam Spade es el prototipo de detectives en el mundo, inclusive, me atrevo a decir que el personaje de James Bond de Ian Fleming tiene mucho de Sam. Al fin y al cabo son  contemporáneos tanto sus personajes como sus creadores Hammett y Fleming. 

Sam Spade es un cabrón bien hecho, el típico detective norteamericano borracho, violento, mujeriego, pendenciero, pero nada pendejo, un clásico duro entre los duros un "hard boiled" dirían hoy. En la novela "El Halcón Maltés" de 1930, Sam tiene que proteger que no sea robada una estatuilla en forma de Halcón, incrustada de piedras preciosas de más de 400 años de antigüedad. 

Quedan ganas de seguir comentando más de la novela y de la película que hizo famosa el gran John Huston diez años después con los actorazos Humphrey Bogart (el novio de mi mamá, eso decía ella), y Sidney Greenstreeat. O decirles, que en realidad nunca existió un Halcón incrustado de piedras preciosas, sino que se trataba de halcones verdaderos que eran obsequiados anualmente por los Caballeros de la Orden de Malta al Rey Carlos I, como agradecimiento por haberles entregado las islas de Malta y Gozo. Pero, ya les contaré. Si bien Sam Spade irrumpe como la figura del detective privado, se ha convertido con el tiempo en la imagen a seguir.

Pero no hay Sam Spades, faltan detectives en México para investigar delitos, teorizo que es por las posiciones discordantes del artículo 21 constitucional entre el MP y las policías: "La investigación de los delitos corresponde al MP y las policías (éstas) actuarán bajo el mando de aquel (MP) en el ejercicio de esta función (investigar delitos)". Lo que ha llevado a la falta de un Modelo de Investigación Criminal más allá de la simple investigación reactiva, hasta que el MP diga y ordene que se investigue "algo".

¿Qué ha provocado? Que la persecución penal en México se siga haciendo y ejecutando bajo el antiguo esquema del sistema penal mixto o inquisitivo (detener, después averiguar, torturar, sembrar, e inventar otros delitos), son poquísimas las agencias de investigación criminal que estén operando bajo el modelo del sistema penal acusatorio actual.

Diversas organizaciones no gubernamentales y académicos han tratado de estudiar el fenómeno de la imperfecta investigación criminal, pero solo aquellos que tienen oportunidad de conocer las cañerías de las Fiscalías, pueden señalar claramente las practicas arbitrarias, reactivas y discrecionales de "investigación" que han impedido por consiguiente, que no se generen capacidades técnicas y científicas de investigación del delito.   

TAPANCO: En el FBI, se define la investigación criminal como el índice de casos resueltos positivamente con el número de casos reportados a la policía en un periodo de tiempo. En dos vías: aquellos en que se detiene al culpable del delito y es remitido a un juzgado y aquellos en los que no hay detenido pero es resuelto satisfactoriamente, ya sea por la muerte del ofensor o porque la víctima no quiso o no pudo identificar al ofensor ya detenido.  

O se puede continuar, como la "inolvidable" DIPD (Dirección de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia), del negro Durazo y Sahagún Vaca.  

Francisco.soni@uaslp.mx 

Twitter @franciscosoni