Conoce el origen de las Glorias de Linares

Conoce el origen de las Glorias de Linares
Foto: Dulces de Linares

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Un pequeño dulce envuelto dentro del característico celofán color rojo deleita a chicos y grandes con su sabor.

Las glorias, conocidas también como glorias de Linares, haciendo referencia a su lugar de origen, son un dulce que se ha convertido en una preparación llena de tradición.

Su creación no fue casualidad; sin embargo, muchas de las piezas del destino trabajaron de manera conjunta para propiciar que a alguien se le ocurriera esta receta.

La ciudad de Linares, Nuevo León, ha sido reconocida por sus plantaciones de caña, un elemento que dio comienzo a la fructífera industria del piloncillo, y ésta a su vez, a la de azúcar.

El estado ubicado al norte del país, es también un fuerte representante de la ganadería a nivel mundial, por ello, no es de extrañarse que la producción de leche, tanto de vaca como de cabra, alcance cifras considerables.

A poco más de dos horas de la capital del estado de Nuevo León, se encuentra Rayones, un municipio cuya actividad económica principal es la producción de nuez. De aquí salen alrededor de 3,000 toneladas de este fruto anualmente.

La conexión entre estos tres ingredientes se generó en los años 30´s, gracias a la mente maestra de Natalia Medina Núñez y Melesio Pérez, quienes desarrollaron una receta para elaborar marquetas de este dulce.

Años más tarde, Natalia modificó la receta para hacer una versión más pequeña y accesible del delicioso postre, ya que, a pesar de la popularidad ganada, no toda la gente tenía las posibilidades de comprarla por marqueta.

Así fue como nació la presentación de las glorias de Linares que conocemos hoy en día, una porción de dulce elaborado a partir de leche quemada, azúcar y nuez envuelta en un pedazo de celofán rojo.

La receta se ha adoptado y modificado por distintas personas, por lo que hoy es posible encontrar muchas marcas de glorias en el mercado, algunas variaciones utilizan leche de vaca mientras que otras optan por la leche de cabra.

El nombre del dulce que se ha convertido en un sabor típico del norte del país tiene una historia incierta, hay quienes afirman que comenzó debido a los comentarios de los clientes que lo probaban y aseguraban que se sentían en "la gloria".

Otra teoría cuenta que doña Natalia las llamó de esa manera haciendo referencia al nombre de su nieta.

Sea cual sea el origen del nombre, sin duda, muchos agradecemos este ingenioso invento que endulza los paladares de los mexicanos día con día.