Festejos decembrinos, sin abusar de grasas y azúcar

Especialista recomienda no abandonar el consumo de frutas y verduras en esta temporada

Festejos decembrinos, sin abusar de grasas y azúcar

Ante el aumento en e consumo de  alimentos que se preparan en la mayoría de los hogares para los festejos del mes de diciembre, la coordinadora de la Licenciatura en Nutrición, que se imparte en la Facultad de Enfermería y Nutrición de la UASLP, Mariana Navarro Tovar, sugirió evitar en la medida de lo posible el elevado consumo de alimentos cargados en calorías. 

  

"De entrada, evitar considerablemente alimentos cargados en calorías, por ejemplo, con grasa o azúcar; y aunque no podamos despegarnos del consumo de esos productos, a la par debemos mantenernos activos, esto es fundamental para tener un adecuado peso durante este período". 

  

Mencionó que por el tipo de selección al preparar los alimentos o bebidas en la época decembrina hay una elevada elección de productos azucarados o que concentran carbohidratos, como el ponche, los atoles de sabor, entonces si no modulamos la cantidad de azúcar repercutirá de forma negativa en nuestro organismo. 

  

"No es que estén excluidos de nuestra alimentación, más bien si a lo largo de la semana tenemos una buena dieta no pasará nada si el fin de semana consumimos ponche, o en la reunión del 24 de diciembre ceno más de lo acostumbrado". 

  

Reconoció que, en general el tipo de preparaciones no favorecen adquirir una alimentación saludable, más bien las recomendaciones es consumir a la par de este tipo de alimentos frutas, verduras, líquidos, que vaya acompañado de una dieta correcta. 

  

En el caso de la población infantil, es importante que los cuidadores modulen la cantidad de golosinas aportando en pequeñas porciones. Y en los adultos mayores favorecer una alimentación con frutas, verduras, y una porción pequeña de lo que normalmente acostumbramos a consumir durante este período, como buñuelos, tamales, atole, ponche, gaseosas, entre otros alimentos. 

  

Navarro Tovar, reconoció que la alimentación sigue siendo un proceso de integración, incluso en los núcleos familiares la modulación debe incluir la activación física para lograr un balance correcto en calorías. 

  

La docente universitaria, reiteró que la población debe consumir líquidos abundantemente en la temporada, mantenerse activa con otras actividades durante la contingencia, y elegir una dieta saludable, seleccionando bien las compras.