VIDEO: Grecia sólo quiere enchilar al mundo

La joven diseñadora gráfica emprendió el proyecto de su vida: convertir a San Luis Potosí en referente mundial de lo picante

VIDEO: Grecia sólo quiere enchilar al mundo

Que San Luis Potosí se convierta en un referente mundial respecto al chile y enchilar al mundo es una de las misiones que persigue la entusiasta Grecia Mejía Rodríguez, quien camina sin titubear para cumplir el sueño, ese que la tiene enamorada, que le quita horas de descanso, pero que por ningún motivo dejará escapar y menos la oportunidad de contagiar a las personas de una sabrosa enchilada que se refleje con sudor en el rostro de la gente.

Grecia cuenta con una sonrisa en su rostro que "muchas personas saben preparar una rica salsa, pero no todos quieren enchilar al mundo como yo", tanto así que, que ya hasta una cerveza con chile está preparando. Ésta se va a añadir a sus Chileteca, Chileloteria, Chilebolsas, Chileplayeras y también formará parte del Museo Mexicano del Chile.

Las ideas de la estudiante de comunicación gráfica, con maestría en diseño gráfico se hicieron realidad, el cocinar la Salsus (latín de Salsa) que inició en su casa, luego de que desde niña era apasionada al chile como cualquier mexicano, según era lo que ella creía. Así, fue creciendo su amor hasta el grado de ya no ser común pues hasta retaba a sus amigos a ver quién comía más picante.

Infancia picosa

En su hogar y desde pequeña, cada comida era un interesante ritual para Grecia a quien le gustaba ver a su papá enchilado, sudar completamente de la cara, algo inexplicable para ella, pero de ahí le agarró mucho cariño al chile y a la idea de poder emprender su interesante proyecto.

De niña, platica, le preguntaron qué quería ser de grande y respondió que deseaba tener una empresa de salsas picantes internacional y tener novios en cada puerto del mundo. Con una carcajada dijo "ya tengo la empresa, me faltan los novios", mientras su marido se sonroja.

La empresa le costó mucho, días sin dormir creando ideas, por decidir qué iba a preparar, que iba a lograr. De ahí nació su misión: enchilar al mundo.

De ahí vienen sus productos que explotan como bolsas picantes, la lotería que es como la tradicional, pero con los nombres de los distintos chiles: chino, puya, bola, tabasco, tailandés, mirasol, costeño, amarillo, entre otros.

Hay un mundo del chile

La pasión por el chile lo tuvo desde niña, de ahí hizo investigación, primero por gusto, juntando todo lo relacionado al chile hasta que se dio cuenta que es todo un mundo en el que se está inmiscuyendo.

Grecia inició con el proyecto hace tres años, cuenta que la gente no se da cuenta de la magnitud de lo que se está haciendo en San Luis Potosí, en su casa chiquita y el impacto que tiene a nivel mundial. A ella le han escrito de la BBC Mundo desde España para pedirle información sobre su chileteca y también ha recibido consultas desde Costa Rica, Argentina, Miami y Colorado hasta donde llega su salsa de Amaranto.

Ha asistido a convenciones mundiales del chile en Jalisco y Campeche, donde se tocaron temas industriales como abonos y biofertilizantes para la producción orgánica del chile seco u otros temas importantes como manejo de semillas y sistemas de riego.

Invita a las mujeres a emprender

Grecia está muy contenta porque un día dijo "voy a creer en mí, tengo potencial" y le funcionó. La familia cuenta mucho como respaldo, como apoyo y sobre todo tener fe en que va a funcionar, que lo que planeas va a pasar, asegura.

Tiene tres inversionistas en su vida, primero ella que dejó de lado el comprar ropa y cosas a cambio de ideas sobre cómo enchilar al mundo, materiales como anaqueles, soya, etiquetas, logos, identidad gráfica...aún y cuando ¡no sabía cocinar!

Por ello tomó cursos de emprendimiento y luego de pasar por una fuerte depresión, no se quejó, siguió adelante, transformó sus ideas en acciones para lograr su objetivo. Escuchó audiolibros, tomó cursos en YouTube y leyó y leyó a fin de revolucionar la cultura del emprendimiento desde su perspectiva.

El Museo Mexicano del Chile

En su Museo Mexicano del Chile tiene colecciones distintas que giran a su alrededor y que no necesariamente son de comida sino de parafernalia, literatura y todo tipo de información. Cuenta con el juego de mesa "Sr. Pepe". Colecciona tradiciones y bibliografía sobre el picante, tema del cual por cierto existen, increíblemente más en inglés que en español, 

Grecia registró su Museo Mexicano del Chile y ya tienen la primera colección picante, con etiquetas de productos que contienen chile alrededor del mundo. Para ello ha viajado por distintos países.

Además le han enviado semillas de diferentes chiles desde Italia, a través de redes sociales la contactan y le comparten receta de salsas, etiquetas y hasta café con chile, shampoo con chile, sábila con chile, entre otras cientos de cosas.

Creadora de salsas

Grecia fue la creadora de sus propias salsas e hizo toda la producción a mano como el etiquetado, envasado. Sacó recetas, llevó pedidos a tiendas, pero ahora ya cuenta con un equipo de trabajo que le ayudan gracias a que ha avanzando exitosamente su proyecto.

Mucha gente prepara ricas salsas, pero no se dan cuenta de la importancia de mantener la tradición y la calidad. "Yo fui más allá: mi deseo es enchilar al mundo y que San Luis Potosí se convierta en un referente mundial respecto al picante", concluyó.