Ejecutan a padre e hija, en Santa María

La mujer era empleada del Ayuntamiento capitalino; tenían lesiones por arma blanca

Ejecutan a padre e hija, en Santa María

Padre e hija fueron cruelmente asesinados en el municipio de Santa María del Río, ella trabajaba en el Ayuntamiento de la capital, los cuerpos de ambos fueron encontrados en el interior del domicilio del señor, estaban maniatados y presentaban lesiones producidas con arma blanca.

La Fiscalía General del Estado emitió un comunicado en el que confirma el doble homicidio e indica que a través de su personal operativo inició las investigaciones respectivas por el hallazgo de una mujer y un hombre sin vida en la comunidad El Toro, perteneciente al mencionado municipio.

Estableció que bajo los protocolos correspondientes, los agentes de la Policía de Investigación (PDI) llevan a cabo las indagaciones para esclarecer la muerte de las dos personas, quienes fueron encontradas al interior de una vivienda y a simple vista presentan heridas por arma blanca y signos de estrangulamiento.

Las víctimas ya fueron identificadas; se trata de un adulto mayor que vivía en el lugar de los hechos y su hija de 42 años, la cual tenía su domicilio en la Capital potosina. 

El área de Servicios Periciales procedió al levantamiento de los cuerpos, los cuales fueron trasladados al Servicio Médico Legista (Semele) para practicar la necropsia de ley y establecer la causa real de la muerte. 

Los elementos de la PDI trabajan para esclarecer lo ocurrido y dar con quien o quienes resulten responsables de lo acontecido.

En forma extraoficial se informó que el esposo de la ahora occiso manifestó que recibieron una llamada telefónica de su suegro, en el que le pedía a su esposa que acudiera a su domicilio, porque había sufrido un accidente y que la acompañó, pero que al llegar fueron sometidos por hombres armados, quienes la sometieron a ella y a él le dijeron que regresara a San Luis.

Posteriormente recibió otra llamada y al acudir encontró a su esposa y a su suegro muertos en el interior del inmueble y fue cuando avisó a las autoridades.

El hombre estaba sobre la cama con las manos atadas y la cara cubierta con un pañuelo, mientras la mujer quedó boca abajo en el piso, con la cabeza cubierta con cinta canela y las manos atadas hacia atrás también con pañuelo.