Casi 20 mil menores potosinos, con amenaza de ser reclutados por el crimen: Redim

Casi 20 mil menores potosinos, con amenaza de ser reclutados por el crimen: Redim
En San Luis Potosí, hasta 2020 hay 19 mil 519 niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situación de amenaza para reclutamiento y utilización por parte de grupos delictivos, reveló la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).
Contextualizó que 87 mil 820 menores de edad se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, es decir, al considerar indicadores socioeconómicos tales como no asistencia escolar, condición de ocupación y situación conyugal.
De ese universo, la organización no gubernamental  (ONG), explicó que resultan los 19 mil 519 infantes y adolescentes con amenaza de ser reclutados, equivalente a 22.22 por ciento.
Describió que, de los que pueden estar bajo amenaza por su contexto de vulnerabilidad, 6 mil 160 están en riesgo de reclutamiento y utilización por no asistir a la escuela y 3 mil 561 por estar ocupados en un empleo.
El informe "Reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos en México. Acercamientos a un problema complejo", informó que en el estado hay una población 880 mil 659 personas de de 0   17 años; y 650 mil 730 personas de 5 a 17 años.
Redim advirtió que recientemente se cuenta con testimonios de niñas y adolescentes reclutadas por grupos ligados al narcotráfico, quienes forman células de halcones (encargadas de vigilar los movimientos de las autoridades) o sicarias, encargadas de ejecutar a integrantes de grupos rivales.
Uno de estos casos es el de Sandra, quien fue reclutada por el cartel de los Zetas a los 15 años. "Fui jefa de los halcones y, al final, me pasaron a secuestros y a ejecutar a los secuestrados. Mi grupo era de 53 personas", cita una entrevista de 2020 del medio  de información Infobae.
Explicó que las infancias y adolescentes generalmente desempeñan labores
como informantes o halcones, adquieren mayores responsabilidades y son promovidos para tareas más riesgosas como trasladar mercancías ilegales o vigilar casas de seguridad; son obligados a participar en conflictos armados; y se les asigna la ejecución de secuestros u homicidios.