#Especial | En la Huasteca, las balas mataron el arte

#Especial | En la Huasteca, las balas mataron el arte
Foto: Pulso

Ciudad Valles está de luto, la violencia cobró la vida de uno de sus hijos. Se trata del muralista Héctor Domínguez, de 27 años, quien la noche del pasado viernes fue ultimado a balazos, junto a su padre y hermano.

Héctor era reconocido internacionalmente como artista plástico. En sus obras capturaba el color de la Huasteca Potosina y el paso del tiempo en su ciudad natal.

Apenas el pasado 29 de septiembre de 2018, el muralista fue atacado por un comando armado al salir del Colegio de Bachilleres 06, donde impartía talleres de arte. Entonces, Héctor sobrevivió, pese a que una bala se alojó en su abdomen y otra, en un brazo.

Al momento de esa agresión, el joven potosino cubrió su cabeza con la mano izquierda, lo que evitó que otra bala entrara a su cráneo. Fue como si la muerte lo viniera persiguiendo.

Pero siete meses después las cosas fueron distintas, tras ser emboscado dentro de su casa, en la colonia Antonio Esper. Las balas no fallaron y no sólo le arrebataron la vida a él, sino también a su padre, de 57 años de edad, y su hermano, de 33.

Tras los asesinatos, la Fiscalía General de San Luis Potosí emitió un comunicado en el que aseguró que este hecho se investiga; sin embargo, al preguntar sobre las indagatorias del atentado registrado en septiembre de 2018, dijo no tener datos.

Desde la cama de un hospital del IMSS, a siete días del primer ataque, Héctor compartió un mensaje en sus redes sociales y, con el humor de siempre, preguntó: "¿Cómo que mi sangre no es de colores? Avísenme! (...) La violencia no es una solución, siendo sinceros, desconozco por qué el ataque. El hecho es que al mundo le falta más amor y más color", señaló.

Un joven impulsor del arte. En el fondo, Héctor llevaba algo más que color en las venas, desde su niñez y adolescencia mostró interés por el dibujo y la música. En 2010 inició el colectivo Fénix Art, para abrir los espacios e impulsar el arte visual en Ciudad Valles, al realizar proyectos colaborativos en las comunidades.

El joven era egresado de la licenciatura de Turismo Sustentable de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, esto siempre se reflejó en los muros que intervenía: sus trazos y pinceladas develaban su postura en contra de la contaminación, el fracking y el despojo de las tierras.

Héctor Domínguez también fue iniciador del festival Pinta tu Xantolo, celebrado desde hace 11 años en la zona huasteca para conmemorar la festividad del Día de Muertos. En noviembre pasado esta actividad se vio interrumpida debido al atentado contra el artista.

Hace 20 días, durante una visita a esta zona, al presidente Andrés Manuel López Obrador le fue obsequiado un avión que fue intervenido por Héctor, quien para los primeros días de mayo ya tenía planes: inaugurar un mural de 40 metros de extensión, elaborado en una escuela del Ejido Coyoles; sin embargo, él ya no estará presente. [Descanse en paz, Héctor Domínguez].