Las Vías, como si no hubiera pandemia

Las Vías, como si no hubiera pandemia

Se acabó el semáforo epidemiológico en color rojo y con él las restricciones en el tianguis dominical de la avenida Hernán Cortés. Volvieron los ruidos cotidianos y el montón de clientes, automovilistas que abarrotan las calles de las colonias cercanas, franeleros que se adueñan de las calles y los vendedores de todo.

Nuevamente se convirtió en un tianguis donde no hay distanciamiento de ningún tipo.

A medio día apareció hasta un vendedor de productos milagro, que en voz muy alta ofrecía productos hasta para el coronavirus.

En los puestos de alimentos preparados, los clientes se sientan amontonados para ingerirlos. Son pocos los que adoptan medidas de seguridad sanitaria, por ejemplo, en el distanciamiento y en las medidas para no intercambiar recipientes de salsas o cucharas.

En los pasillos se alcanzan a colar familias completas, repletas de niños y en algunos casos adultos mayores.

Por los pasillos rondan trabajadores municipales que reparten información para prevenir contagios de coronavirus.