¡Aliméntate bien en confinamiento!

Mejora tu memoria

¡Aliméntate bien en confinamiento!
Una dieta sana y variada es fundamental para proteger nuestro cerebro, mejorar la concentración y contribuir a retrasar o, incluso, evitar el deterioro cognitivo. 

La alimentación es uno de los pocos factores de riesgo que podemos controlar para mejorar nuestra salud cerebral; sobre todo en esta época de confinamiento por la pandemia del Coronavirus. 

Es recomendable para fortalecer el cerebro, apostar por una dieta equilibrada, rica en vegetales, vitaminas, minerales y antioxidantes. Existen diversos alimentos especialmente indicados para cuidar de este órgano: Pescado azul, cítricos, verduras, cacao puro, canela, aguacates o nueces. 

También evita el exceso de sal, azúcar y grasas trans.

EJERCICIO

Pero no solo la dieta protege nuestro cerebro y estimula la memoria, otros hábitos saludables también son fundamentales.

De la misma manera que ocurre con la musculatura y el aparato esquelético, el cerebro también necesita ejercitarse y mantenerse activo, especialmente a partir de cierta edad. 

AGILIDAD MENTAL

Al fin y al cabo, el cerebro es un órgano que, si se entrena y se cuida de manera adecuada, estará más ágil y en mejor forma.

Para ello, es clave llevar un estilo de vida saludable y poner en práctica ciertas actividades que ayuden a desarrollar nuestra agilidad mental, mejorar nuestra concentración y potenciar nuestra capacidad de atención.

CEREBRO

Qué alimentos mejoran 

nuestra memoria  Debemos apostar por ciertos alimentos que ejerzan un papel protector frente al envejecimiento cerebral. Empezamos por uno básico, el agua. 

Es el principal ingrediente que necesitan tus neuronas.

Sin una buena hidratación tu cerebro no puede funcionar bien.  Hay que evitar las bebidas estimulantes tipo café o cola, pues si las consumimos en exceso aumentan el nivel de ansiedad, disminuyen la capacidad para concentrarse y causan insomnio e irritabilidad.

APIO

Este alimento, al igual que las zanahorias o los pimientos, contiene luteolina, una sustancia antioxidante que reduce la inflamación, un factor de riesgo de la neurodegeneración.

CANELA

Pese a que no va a ser la solución definitiva a tus problemas de memoria, la canela sí puede ayudarte a estimularla y a aprender mejor. Así lo han visto algunos estudios que sugieren que esta especia puede ayudar a aumentar una proteína, CREB, cuyas cantidades tienen en mayor proporción las personas que tienen mejor memoria. 

FRESAS

Son ricas en otro flavonol, la fisetina, que también contribuye a proteger tu memoria, reducir el riesgo de deterioro cognitivo, así como la probabilidad de sufrir enfermedades como el alzhéimer.

MANZANA

Tanto la manzana entera como su zumo incrementa la producción de acetilcolina, una sustancia que contribuye a proteger el cerebro del deterioro cognitivo.  La acetilcolina está implicada en los circuitos de memoria, así como en el envío de señales entre las células, entre 

otras funciones.