¡Aprende con tus hijos en confinamiento!

Ser felices ante la vida

¡Aprende con tus hijos en confinamiento!
Los niños son especialistas en aceptar críticas, pedir perdón y reconocer errores.

En ocasiones hemos escuchado como un adulto se quejaba de sus responsabilidades y obligaciones como tal y cómo le gustaría volver a ser a un niño.

No sé si será tu caso, pero, te invito a revivir esa experiencia a través de los ojos de tus hijos.

¿Qué cosas puede enseñarte tu hijo para adaptarlas a tu vida adulta, principalmente en estos meses en que has pasado con ellos demasiado tiempo en casa por el confinamiento de la pandemia del Coronavirus.

SENTIMIENTOS

Debe siempre encantarte cuando tu hijo emplea el asertividad para decir lo que siente y quiere. Cuando dice No, sin herir a los demás.

VALORES

Los niños son especialistas en aceptar críticas, pedir perdón, reconocer errores y de hacerse responsables de lo que han hecho.

MOTIVACIÓN

Los niños también están llenos de motivación y ganas de descubrir cosas nuevas, ¡para ellos el mundo está lleno de cosas asombrosas!.

Sigue su ejemplo, no tengas miedo a explorar y mira las cosas como si fuera la primera vez 

que las vieras. 

¿Qué más cosas podemos 

los padres aprender cada día 

de los niños?

PACIENCIA

A ser paciente, a no querer las cosas ya, a disfrutar de cada 

cosa que hacía y a vivirla 

con intensidad.  Solo tienes que observar cómo juegan.

SUEÑOS

¿Recuerdas cuando tu hijo aprendió a caminar?

Se caía y lo volvías a ponerlo de pie, aprendiendo de la constancia y el tesón por 

seguir adelante.

Sigue aplicándolo a tu 

vida ahora.

Si te caes, ¡levántate!

IMAGEN

No darle tanta importancia a la imagen, a estar más por lo que hago y menos por si llevo el pantalón o la camiseta adecuada.

Aprendo que la mejor ropa está en mirar a los ojos y prestar atención a sus palabras 

y a sus risas.

LIBERTAD

Aprendo de la libertad, de sentir y de decir en cada instante lo que me viene a la cabeza: sin filtros, sin miedo, sin rodeos.

Y sino, pídele a tu hijo un beso cuando esté súper concentrado en su juego o estudios, y verás lo que te dice.

LÍMITES

No creer a pies juntitas cosas que no me dejan progresar o evolucionar y que me limitan. Prueba a decirle a tu hijo que no puede conseguir algo, 

¿cómo reacciona?

Nos sorprende su empeño para lograr cosas, así que intenta ser más flexible y adaptable contigo mismo, porque recuerda que tus barreras, ¡están 

en tu mente!

PREJUICIOS

No pensar tanto en lo que dirán los demás, sino a pensar en lo que yo misma me voy a decir y, sobre todo, en lo que le voy a contar a mi hijo. 

Deja de preconcebir ideas y olvida los prejuicios. ¿No te das cuenta de que estás lleno 

de oportunidades?

EMOCIONES

Aprende a emocionarte, a apasionarme y a sentir mi corazón más vivo que nunca.

Nuestros hijos son especialistas en esto, ¡son

pura emoción!