Cuida tu piel al usar cubrebocas

Tiempo de pandemia

Cuida tu piel al usar cubrebocas

En esta época de pandemia hay que protegerse del Coronavirus y también de las consecuencias por usar cubrebocas tanto tiempo.

No existen pretextos para evitar su uso, algo que ha mostrado la disminución de contagios en varios países, sí se pueden prevenir las consecuencias de usarlo por muchas horas, en la nueva normalidad que se vive.

Si hay un malestar común entre las personas que usan cubrebocas por muchas horas, eso es el surgimiento de granitos e incluso brotes de acné, pues el mismo causa una fricción constante con la piel, y más si se usa de forma prolongada.

PRODUCTOS

¿La solución? Usar productos no comedogénicos, los cuales evitarán que los poros se cierren y disminuir la aparición de las imperfecciones.

Los cubrebocas mantienen el sudor, aceite y contaminación en nuestra piel. Esto puede resultar en granitos, folículos inflamados, irritación, vasos sanguíneos rotos, ampollas, rosácea y dermatitis.

Aunque se podría pensar que la solución para evitar las marcas es hidratar la piel al máximo, esto podría resultar contraproducente pues los expertos aseguran que este tipo de productos, o las rutinas con muchos pasos, pueden tapar los poros o incluso cambiar la forma en la que la dermis reacciona por naturaleza. 

COMBATE LA HUMEDAD

Para combatir la humedad, elimina los hidratantes muy pesados y elige las fórmulas ligeras. Si ya tienes acné, usa uno libre de aceites.

Si tienes la piel sensible, evita la irritación con los productos no comedogénicos y libres de fragancia, los cuales previenen la inflamación. No olvides el bloqueador, pero elige uno con textura de gel o que no se sienta pegajoso o pesado en la piel.

LIMPIEZA

En esta época, es necesario la limpieza, tanto de las manos como el rostro.

Los profesionales recomiendan limpiar e hidratar con productos ligeros, antes y después de usar un cubrebocas. 

En la noche puedes optar por una limpieza con aceite para así hidratar y relajar tu rostro 

mientras descansas.

Las marcas de los cubrebocas, sobre todo los profesionales, son otro padecimiento de portarlo durante todo el día. 

Estos pueden aminorarse o prevenirse usando óxido de zinc o incluso cubriendo las zonas en donde las tiras hacen mayor fricción con un curita o cinta adhesiva hospitalaria. 

También se recomienda usar ungüento antibiótico para calmar cualquier ampolla.

CREMAS

Las cremas protectoras también se pueden aplicar atrás de las orejas, en el puente de la nariz, y arriba de los pómulos, los cuales son los lugares en donde la máscara produce más fricción.

DERMATITIS

La dermatitis en los puntos de presión como la nariz u orejas; y problemas relacionados por la respiración o saliva se han vuelto muy comunes. De hecho, el puente de la nariz, en donde descansa el cubrebocas, es el área más común de irritación.

MENOS MAQUILLAJE

Entre más natural, mejor.

Los expertos también recomiendan usar la menor cantidad de maquillaje posible, pues además de que podría contaminar o dañar el material del cubrebocas, es uno de los factores que tapa los poros en tu piel al máximo, y más si lo usas por mucho tiempo.

Opta por delinear más tu mirada o cejas, en lugar de usar lipstick, una base pesada, polvo 

o rubor.