¡Cuida tu piel!

Regenera las células de tu rostro

¡Cuida tu piel!
Una piel perfecta es una piel sana sin imperfecciones y con mucha luz. 

Aunque no exista ninguna crema milagrosa que transforme la piel en poco tiempo, sí podemos cumplir ciertas rutinas que la mejoren notablemente. 

LIMPIEZA

El primer paso, para mejorar el aspecto de la piel en una semana es, sin duda, la limpieza.

Una buena limpieza, sin poros obstruidos, es fundamental para que los productos que usemos después cumplan a la perfección su cometido. Utilizar un jabón seborregulador es una buena opción para utilizar en las rutinas de limpieza matutinas. 

MICROCIRCULACIÓN

Una vez a la semana, debes activar la microcirculación con un scrub exfoliante, para eliminar las células muertas de la piel.

Este gesto devuelve la luminosidad a las pieles apagadas y resecas. 

PEELING

Realizar un peeling suave que mejore el tamaño del poro es otra acción que favorece un aspecto saludable de la piel y una apariencia con menos signos de envejecimiento.

Además, la vitamina C a dosis altas es muy positiva para unificar el tono y dar luminosidad a la piel.

HIDRATACIÓN

Sin importar si la piel es grasa o seca, debemos hidratarla todos los días, por la mañana y por la noche, para mantenerla saludable.

Por diversos factores a los que estamos expuestos diariamente, el funcionamiento natural de la piel no es suficiente y debemos aportar una ayuda extra para evitar que se reseque, aparezcan grietas, descamación o tirantez.

En este punto, es importante conocer el tipo de piel que tenemos, con el fin de evitar un extra de hidratación que pueda generar granitos, brillos o una producción de grasa innecesaria.

BEBER AGUA

Beber mucha agua no es un mito, tiene multitud de beneficios para nuestra piel.

Si bebemos la cantidad adecuada cada día, estamos ayudando a expulsar las toxinas del cuerpo. 

Si el cuerpo no recibe esa cantidad, las toxinas se eliminarán de una forma diferente, como, por ejemplo, a través de los poros, lo que puede llegar a provocar la aparición de más granitos.