Cuida tu rostro del frío

Mascarillas para el otoño - invierno

Cuida tu rostro del frío
En los días fríos, ¡ponte la máscara!

Las mascarillas se convierten en buenas aliadas para nuestra piel durante el otoño y el invierno.

Las mascarillas son, no hay duda, las aliadas perfectas para tu piel en estos meses de frío.

Las mascarillas faciales son necesarias y esenciales para preservar la salud de nuestra piel y ofrecerle beneficios extra a nuestro tratamiento diario.

Cuando utilizamos una mascarilla adecuada a cada tipo de piel y edad los resultados son notables de forma inmediata ya que ayudan a reforzar las defensas aumentando la hidratación, la firmeza, la limpieza y la eliminación de células muertas y toxinas.

De esta forma, conseguimos que nuestra piel mejore en aspecto, tono y color desde el primer minuto de su aplicación. 

APLICACIÓN

¿Sabes cuál es el mejor instante para aplicártela y así sacarle partido? Sin duda, conviene que aproveches la hora del baño.

¿La razón? El vapor abre los poros, lo que contribuye a que el producto purificante actúe en profundidad, eliminando esas células muertas e impurezas que se pueden llegar a acumular en los poros hasta darles un aspecto apagado e incluso crear granitos. 

EFICACIA

La eficacia de las mascarillas limpiadoras se potencia si, ya con el cutis limpio, se dejan actuar durante el baño o inmediatamente después.

Un truco: Una forma alternativa de conseguir el mismo efecto si no estás en la ducha, es empapar una manopla con agua caliente, llevarla al rostro y mantenerla así de 30 a 60 segundos, extendiendo después la mascarilla.

TIEMPO

La mascarilla se debe utilizar una o dos veces por semana siempre en días alternos.

Preferiblemente se recomienda utilizarla por la noche ya que a partir de las 20:00 y 21:00 horas, nuestra piel 

entra en un proceso de regeneración celular.

De esta forma ayudaremos a incrementar los beneficios a las nuevas células que se producen dentro de nuestra hipodermis y conseguiremos que sean mucho más fuertes y de mayor calidad.

CARACTERÍSTICAS

A la hora de elegir una mascarilla debemos tener muy en cuenta nuestro tipo de piel, edad y el resultado que queremos conseguir. 

Actualmente hay infinidad de productos en el mercado que hacen auténticas maravillas en la piel, pero no todos son indicados para todo tipo de personas ya que, aunque un producto le funciona muy bien a uno, a otra persona le puede producir el efecto contrario.

También es muy importante respetar los tiempos y el modo de uso del producto para conseguir los máximos efectos sobre la piel.

TIPOS DE PIEL

¿Necesitan todas las pieles reforzar con mascarillas?

Todas las pieles y todas las personas se deberían aplicar mascarillas de forma periódica, sobre todo mascarillas de limpieza para conseguir aumentar la regeneración celular, la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas.

De esta forma la piel responderá con un aspecto sano, saludable y radiante.