Diez cosas que tu perro en verdad odia de ti

Diez cosas que tu perro en verdad odia de ti
Foto: Especial
Podría parecer que nuestros perros nos quieren tanto que serían capaces de perdonarnos cualquier cosa, pero la realidad es que no todo puede ser "miel sobre croquetas" y, aunque no lo creas, hay cosas que tu perro no soporta de ti. ¿Te habías dado cuenta?
Por supuesto, cada perro es diferente, pero la mayoría coinciden en que estas son algunas de las cosas que más odian de sus humanos:
1. Que hables tanto
Cuando queremos que nuestros perros nos hagan caso, es muy frecuente que les hablemos sin parar o que les repitamos una y otra vez los comandos y todo esto, en lugar de ayudar, termina por aturdirlos más. Ellos siempre preferirán palabras concisas y energía calmada de tu parte.
2. Que seas tan cariñoso con otros perros
Pues sí, tal vez lo sospechabas, pero tu perro puede ponerse muy celoso. Aunque hay perros más tolerantes que otros, para algunos resulta casi intolerable que se te ocurra ponerte a apapachar a cuanto perro te encuentras por ahí. Por supuesto, si tienes varios perros en casa, esto es algo que deberás ir regulando para que el cariño les toque a todos por igual.
3. Que tengas prisa
En estas épocas, todos estamos ocupados, todos tenemos prisa, todos andamos de arriba a abajo, llenos de estrés. ¿Y qué crees? ¡Tu perro lo odia! Nada como que su amado dueño esté tranquilo y, sobre todo, con tiempo para hacerle caso.
4. La limpieza de tu casa
En general, a los perros les molestan mucho los olores fuertes, pues su nariz es extremadamente sensible. Así que cada vez que te da por dejar todo reluciente y utilizas limpiadores, tu perro la pasa fatal. Además, recuerda que muchos de ellos pueden llegar a ser tóxicos para los perros.
5. Tu gusto por su manicure
Casi todos los perros odian que les corten las uñas. Muchos aprenden a tolerarlo, pero eso no quiere decir que lo disfruten, pues sus patas son muy sensibles e, incluso, les molesta el sonido de "clic" del cortauñas. Toda una tortura para ellos.
6. Tu obsesión con su limpieza
A la mayoría de los perros no les gusta que los bañen. Les hace sentir sometidos y atrapados en un espacio reducido, mientras los mojan, tallan y manipulan constantemente bajo un chorro de agua. Incluso los perros que les gusta el agua y nadar, sufrirán bastante el baño. Y si además rematas echándoles perfumes y poniéndoles moñitos, créenos que te odiarán más.
7. Tu neurosis
Cuando te pones "neuras" tu perro también lo hace. La energía se retroalimenta y tu perro la absorbe cual esponja. Sólo basta verle la cara cuando ni tú te aguantas para darte cuenta de que tu perro no la está pasando ni tantito bien.
8. Tu trabajo
A menos de que seas corredor profesional o paseador de perros, tu perro odia tu trabajo, más si eres oficinista y te vas de casa mucho tiempo. En realidad, odia cualquier otra actividad que te mantenga lejos de él y que impida que le des atención. Incluso si trabajas desde casa y le haces compañía, al pasar de las horas, sutilmente (y a veces ni tan sutilmente) empezará a pedirte atención.
9. Tu perfume
Esta es una de las cosas que más detestan los perros. No solamente les irrita muchísimo la nariz (basta con escucharlos estornudar cada vez que te pones perfume), sino que además tapa tu delicioso olor natural y concentrado a humano.
10. Tus abrazos
Sí, ésta es una verdad absoluta. A los perros no les gusta ser abrazados. Les hace sentir atrapados y sometidos, y eso les choca. También aprenden a tolerarlo porque te quieren y porque pueden percibir lo feliz que te hace a ti -esta es una conducta heredada de nuestros antepasados simiescos y por eso nos resulta prácticamente inevitable abrazar-, pero ellos en general lo odian (aunque hay algunas excepciones a esta regla). Así que mejor trata de hacerle otro tipo de cariñitos para demostrarle afecto a tu perro.