¡Felices!

Melchor, Gaspar y Baltasar

¡Felices!
La felicidad y emoción se reflejan en los rostros de los niños; esta mañana, recibieron los regalos que les dejaron los Reyes Magos.

En la madrugada: Melchor, Gaspar y Baltasar, visitaron los hogares de los pequeños y depositaron a los pies del Árbol de Navidad, juguetes, ropa, dulces, chocolates y una serie de objetos que les solicitaron previamente, a través de una carta.

Para que los reyes de oriente llegaran, los pequeños dejaron uno de sus zapatos al pie del arbolito.

Además, un vaso con leche y galletas para el caballo, el elefante y el camello, seguramente muy cansados por la larga cabalgata que realizaron desde el lejano oriente para complacerlos.

Esta es una mañana mágica, en la que se mezcla la tradición, con la fe y la esperanza; la ilusión de los niños con la adoración de los Reyes Magos al Niño Jesús.

Así, los tres Reyes Magos dejaron a los pequeños que se portaron bien, algo de lo que les solicitaron, del mismo modo en que les llevaron oro, incienso y mirra al Niño Jesús.