Kate Middleton enciende sospechas de un posible embarazo

Kate Middleton enciende sospechas de un posible embarazo
Kate Middleton / Especial
La cancelación de último momento de la esposa del príncipe William, Kate Middleton, en una de sus apariciones públicas volvió a encender las alarmas: o se trata de un serio asunto familiar o de un posible embarazo.
Los duques de Cambridge tenía contemplado en su agenda pública asistir a los Tusk Awards, en el Empire Cinema, pero de último momento se informó que solo acudirá el príncipe William y que Kate Middleton había cancelado, así lo confirmaron portavoces del palacio de Kensington.
Pese a que aún no se tiene una versión oficial sobre los motivos que orillaron a Kate Middleton a renunciar a sus compromisos este día, se ha dicho que la razón tiene que ver con los hijos del matrimonio: el príncipe George, la princesa Charlotte y el pequeño príncipe Louis. Sin embargo, aunque en un inicio se pensó que podría ser un problema de salud, esto quedó descartado cuando se anunció que sí asistirá al té que tenía pactado en el palacio de Kensington con los organizadores del Tusk Awards.
Así que velozmente los rumores comenzaron a surgir entorno a esta situación, ya que de acuerdo con la revista "Vanitatis", cada vez son más claras las señales que indican que Kate Middleton podría estar embarazada por cuarta ocasión.
Desde hace un par de meses que este rumor sobre el supuesto embarazo de Kate Middleton ha recorrido las redacciones de los medios internacionales con gran fuerza porque después de que la tierna Charlotte dijera en su primeros días de escuela que "mamá va a tener una niña", lo que despertó las primera teorías sobre la llegada de otro supuesto hijo del matrimonio.
Además de esto, recordando algunas de las peculiaridades de otros embarazos de Kate Middleton, en 2017 cuando canceló su participación de último momento, después confirmó a través de los portavoces del palacio de Kensington que estaba embarazada, añadiendo que sufría de hiperemesis gravídica, una condición que se caracteriza por padecer constantes vómitos durante los primeros meses de la gestación, razón por la cual no había podido presentarse en esa fecha. Una singularidad que no ha pasado desapercibida por los expertos en realeza y que creen podría ser la causante de la ausencia de la esposa de William el pasado jueves.