Las bodas en Riviera Maya siguen de moda

Las bodas en Riviera Maya siguen de moda

Una gran cantidad de personas eligen la Riviera Maya para celebrar la boda de sus sueños. En los últimos tiempos, la zona se ha convertido en uno de los lugares más codiciados por la mayoría de parejas internacionales a la hora de celebrar su boda. Lugar que cada vez cuenta con más adeptos entre aquellos que quieren jurarse amor eterno en el centro del paraíso.

La Riviera Maya es conocida en todo el mundo por sus increíbles playas de arena blanca y agua azul turquesa. También por sus numerosos centros turísticos de alto standing que permiten organizar eventos por todo lo alto. Por ello, son muchas las parejas que deciden celebrar la boda de sus sueños en esta zona de costa situada en la península de Yucatán.

Las razones para organizar una boda en la Riviera Maya son múltiples y a continuación vamos a enumerar sus principales atractivos.

 Los mejores profesionales

La Riviera Maya es un destino turístico de fama mundial, de manera que cuenta con los profesionales más preparados a nivel internacional provenientes de todas partes del mundo. Playa del Carmen, Cancún y Tulum son los lugares más destacados de la Riviera Maya, en los cuáles es posible contratar un equipo de personas profesional para organizar el evento e inmortalizar sus mejores momentos.

Desde las imprescindibles wedding planners, pasando por las mejores maquilladoras de moda, estilistas y fotógrafos. Uno de los fotógrafos de boda más destacados es Adrian Bonet quien gracias a sus excelentes trabajos se ha convertido en un referente de la fotografía de bodas en la Riviera Maya.

En estos tiempos de redes sociales, un equipo profesional del mundo de la imagen no puede faltar en una boda de estas características. ¡Y tener unas imágenes que harán las delicias de los invitados en Instagram!

 

Un amplio abanico de celebraciones

Las personas que deciden desplazarse hasta el Caribe mexicano para organizar su boda no se conforman con un encuentro nupcial clásico. Es decir, quieren celebrar una boda por todo lo alto que quede grabada en el recuerdo de los asistentes. Una boda mágica y memorable. Por tanto, resulta fundamental elegir cuidadosamente la temática que se va a desarrollar.

Hay parejas que apuestan por celebrar una auténtica boda maya con un chamán, otras deciden organizar una boda íntima en la playa, o incluso una boda más familiar en el interior de un resort. Las opciones son muy variadas y tan solo es cuestión de elegir el tipo de celebración que mejor se adapta a la personalidad de cada pareja.

¡Muchas actividades y diversión!

Las bodas celebradas en la Riviera Maya pueden dar mucho de sí, ya que sus centros turísticos ofrecen muchos tipos de actividades que pueden realizar los novios y los invitados a la ceremonia antes y después de la boda. La vida nocturna y de shopping, los paquetes all-inclusive y los servicios de Spa son algunos de los atractivos más demandados.

Para no estresarse demasiado, lo más adecuado es contratar a un asesor de viaje o asistente personal para que se encargue de organizar este tipo de actividades. De este modo, los novios se pueden centrar únicamente en el aspecto más importante: disfrutar del idilio.

Exquisitos banquetes de la boda

El banquete ocupa un lugar muy especial al que hay que prestar mucha atención. Es muy importante elegir un menú perfecto del que puedan disfrutar todos los invitados. La zona ofrece una gran oferta gastronómica: desde el clásico Ceviche hasta las comidas mayas más tradicionales: como el pescado Tikin Xic. Para los más innovadores, también existe la posibilidad de contar con menús de alta cocina, de cocina fusión o con opciones más informales para organizar un buffet en la playa.

 

Cerrar con un broche de oro...

Contratar a un grupo musical o a un DJ para animar el ambiente siempre es una buena opción, y hacia el final de la noche cerrar el evento con un acto más entrañable y romántico. Se estila mucho el lanzamiento de fuegos artificiales y también las mágicas luces de Cantoya a la orilla del mar, algo que se ha convertido en uno de los actos más demandados. Un ritual inolvidable, que pondrá el broche final a un evento que será recordado sin duda siempre por todos sus asistentes.

  • Fotografías cedidas por Adrian Bonet Photography.